Zach Randolph cree en su inocencia y no piensa que deba ser castigado - Fuente: S/I

Zach Randolph busca limpiar su imagen y defender su integridad, ya que, según él, fue arrestado de manera injusta el pasado mes de agosto en Los Angeles. El nuevo ala-pivot de los Sacramento Kings fue detenido y se le adjudicaron cargos por posesión y posible tráfico de marihuana. Incidente que busca dejar atrás y seguir con su carrera NBA.

“No estoy hablando mucho sobre el tema pero creo que fue injusto”, dijo Randolph para Ailene Voisin del Sacramento Bee. “Ciertas cosas que se dijeron no son verdad. Pero no quiero ser una distracción para el equipo, así que voy a dejarlo de lado y simplemente jugar baloncesto”.

A principios de mes, fuentes cercanas al jugador nos informaban de que Randolph no iba a ir a la carcel, si no que solo tenía que aceptar las 150 horas de servicios a la comunidad por parte de un programa de diversificación. Aun así, caber recordar que el jugador de 36 años aún puede ser castigado por la NBA, la cual ha sido poco permisiva en casos anteriores como O.J. Mayo. Randolph, por otro lado, no cree que tenga que ser castigado: “No. No hice nada incorrecto”.

Zach Randolph disputará está temporada con unos jóvenes pero talentosos Sacramento Kings. La pasada temporada promedió 14.1 puntos y 8.2 rebotes con un 44.9% de TC para los Memphis Grizzlies.