Por fin
tras una eterna
espera,
la NBA ha vuelto.

Penas,
alegrías,
llantos,
derrotas
y victorias.

Fichajes estrella
que prometían
y se quedaron en eso,
en promesa
por su peroné
mientras la afición
se queda más verde de lo que estaba
y dice “¿pero qué?”

Triples,
driblings,
tiros de media,
bandejas
y mates.

El espectáculo se ha puesto en marcha,
La Barba ya conduce el cohete,
LeBron ya ha desenvainado su espada,
la suerte ha abandonado a los Celtics
y los campeones tropiezan con lesión.

Sigamos disfrutando de la magia
hecha con un solo balón,
y veinte manos en la cancha
para dejarnos
boquiabiertos.

Volvamos
al no descansar por una buena causa.

 

0021700001_VO_BOS_IRVING_HANDSHAKES.jpg
nba.com