TJ Warren ha mejorado en muchos apartados estadísticos en cada temporada que ha jugado en la NBA. Fuente: Anthony Gruppuso (USA TODAY Sports).

Tras finalizar con un récord de 24-58 y acabar la temporada regular en la cola de la Conferencia Oeste, a los aficionados de los Phoenix Suns les hacen falta buenas noticias. La elección de Josh Jackson en el pasado Draft sin duda lo es, así como la extensión de contrato que se le ha hecho a TJ Warren. Según ha adelantado Adrian Wojnarowski en su cuenta de Twitter, el alero ha firmado por cuatro temporadas más y 50 millones de dólares.

Ésta será la cuarta campaña de Warren en la NBA y su progresión ha sido muy buena en las tres anteriores. En cada curso, el jugador de 24 años ha mejorado sus números en prácticamente todos los campos: partidos jugados (y de titular) minutos, puntos, rebotes (totales, ofensivos y defensivos), asistencias, robos y tapones. A lo largo de su carrera, Warren ha participado en 153 encuentros, aportando de media 11.2 puntos, 3.7 rebotes, 0.9 asistencias y 0.9 robos por choque.

Sin duda, la 2016/17 fue su temporada de confirmación en la liga. Jugó 66 partidos (59 de inicio) y consiguió aportar 14.4 puntos, 5.1 rebotes 1.1 asistencias y 1.2 robos por noche. Además, el alero nacido en Durham (North Carolina) logró un 49.5% de acierto en tiros de campo lanzando 12.3 tiros por partido. Esa responsabilidad en la cancha se plasma ahora con el nuevo contrato que ha firmado Warren con la franquicia de Arizona, que espera que su proyecto madure para dar muchas alegrías a la afición del Talking Stick Resort Arena durante los próximos años.