Fuente: el Norte en movimiento

Desde la salida de Kevin Durant de Oklahoma City, Russell Westbrook ha tenido que afrontar la pasada temporada de un modo diferente, siendo él el líder indiscutible del equipo y bajo las órdenes de un entrenador relativamente nuevo como Billy Donovan.

OKC se propuso salir adelante realizando grandes cambios, pero éstos acabaron por debilitar la plantilla y sin llegar a ser ni la sombra de lo que fue Kevin Durant para Oklahoma, lo que condicionó la explosión a nivel individual de Westbrook.

A pesar de los grandes cambios sufridos en el equipo, los Thunder no sólo se clasificaron para Play-offs, sino que Russell realizó una de las mejores campañas de toda la historia de la liga, promediando 31.6 puntos, 10.7 rebotes y 10.4 asistencias por partido, siendo así el segundo jugador en la historia de la NBA en promediar un triple-doble durante una temporada.

Gracias al buen balance a final de temporada que consiguieron los Thunder (reiterando a pesar de los grandes cambios en la plantilla), este verano dos superestrellas como son Paul George y Carmelo Anthony han llegado para respaldar al ya apodado como ‘Mr. Triple-Doble’.

La noche del sábado 28 de octubre, Oklahoma City se veía las caras frente a la franquicia de Chicago. Como era de esperar, los de Illinois sucumbieron ante el juego de Westbrook y compañía. Además de la victoria por 101-69 y, por si fuera poco, Russ West‘ promedió otro triple-doble (12+13+13) en sus 28 minutos sobre la pista, estableciendo un nuevo récord, ya que se ha proclamado como el único jugador en toda la historia en conseguir hacer un triple-doble ante todos los equipos de la liga, excepto Oklahoma.

Su nuevo compañero de equipo Carmelo Anthony agregó una última objeción al dato de que Westbrook no ha registrado ningún triple-doble frente OKC, y es que ‘Melo‘ añade que en los entrenamientos Russell también suele marcarse estos increíbles números.