(USA TODAY Sports - Mitchell Williams).

El pasado viernes Rajon Rondo se unió a las filas de Los Ángeles Lakers, siendo así uno de los refuerzos tras la llegada de LeBron. El point guard mostró optimismo en sus primeras palabras sobre la dirección de la franquicia tras añadir al Rey al roster.

“Quiero decir, creo que si pones a un grupo de jugadores alrededor de LeBron, él, como ya ha hecho ocho veces consecutivas, va a llevar al equipo a las finales” declaró Rondo. “Obviamente, mis expectativas (para esta temporada) son esas”.

El cuatro veces All-Star también mencionó la posibilidad de entrenar al base de 20 años Lonzo Ball.

“Estoy muy emocionado de poder ayudar tanto como pueda a un jugador de estas características. Su inteligencia sobre la pista es fascinante y voy a ayudarle a desarrollar su juego y elevarlo al máximo nivel” dijo. Le sobran los elogios para el mayor de los Ball, nombrándolo como uno de los jugadores de su edad que más IQ tiene dentro de la pista en la historia.

Rondo se unió junto a Lance Stephenson y JaVale McGee como jugador para darle profundidad a la plantilla de los Lakers tras el cambio de aires de LeBron James.

El jugador de 32 años nativo de Kentucky pasó la anterior temporada en los New Orleans Pelicans, donde promedió 8.3 puntos, 8.2 asistencias y 1.1 robos en 65 apariciones. Siguiendo el ranking de Point Guards con más rating de eficiencia, Rondo se coloca el número 30 con 15.28, según ESPN.com.

Desde su llegada a la NBA en 2006 ha pasado por varios equipos: Boston Celtics (donde ganó su único anillo en 2008 frente a Lakers), Dallas Mavericks, Sacramento Kings, Chicago Bulls, etc. Ahora, Rondo intentará devolver a la ciudad de Los Ángeles a la lucha por el anillo.

Lonzo Ball apunta a jugar la mayoría de los minutos como Point Guard, por lo que Rondo deberá aportar consistencia desde el banquillo y servir como mentor al segundo pick del Draft de 2017.