La 2017/2018 viene con pinta de ser una temporada muy difícil para equipos de media tabla como viene siendo Portland los últimos años. Su búsqueda por Carmelo lo único que ha hecho ha sido que rivales directos de conferencia se refuercen. La opción escogida por el ex jugador de la gran manzana dejó con un sabor agrio a los aficionados de los Blazers, pero nos tienen acostumbrados a ser un equipo que luche fuerte sin importar el rival.

La incorporación de Nurkic refuerza el juego interior de Portland, que junto a CJ y Lillard pueden dar mucha guerra en la apretada conferencia oeste. Para eso, el pivot recién llegado de Denver advierte que su fuerte tiene que ser la defensa, algo que muchos equipos buscan actualmente.

“Siento que podemos ser un grupo al estilo de los Pistons de Chauncey Billups y Rasheed Wallace. Aunque seamos el grupo más joven de la liga, y sin conocer nuestro futuro, sé que ahora queremos ser los Bad Boys. Nuestro equipo tiene que ser duro en defensa. Siendo honestos, el año pasado defendimos muy mal. Vamos a ser mejores. Cuando llegué fuimos mejores y seguiremos avanzando. Si quieres ganar, debes defender”, expresa en declaraciones recogidas por CBS.

El ex jugador de Denver lo dejó bien claro, “todo lo que podemos hacer es poner todo lo que tengamos a disposición del equipo y ser Bad Boys. Cuando vienes a Portland sabes que no va a haber victorias fáciles”.

Recordemos que Nurkic solo pudo disputar 20 partidos la pasada campaña, en los que promedió 15 puntos y 10 rebotes en algo más de 29 minutos por partido.