El escolta nacido en California empezará su tercera temporada como profesional. -Fuente: Bill Streicher-USA TODAY Sports

Después de concretar dos temporadas en la NBA, este chico formado en UCLA firma su primer gran contrato tras demostrar su importancia en la rotación de la franquicia canadiense. El pasado curso disputó un total de 78 partidos en temporada regular (vio su nombre incluido en el 5 titular en 18 de ellos) para promediar 8,4 puntos por partido.

Tuvo una muy buena aportación en la regular season, pero fue en los momentos que realmente importan, en los Playoffs donde pudo mejorar sus prestaciones hasta llegar a promediar 11,7 puntos con un excelente 44,1 por ciento en triples donde paso de jugar 18 minutos a 25.

El acuerdo, el cual entrará en vigor a partir de la campaña 2018-19, contempla una opción de jugador de cara al cuarto año del acuerdo; es decir, para el curso 2021-22.

Contrato simbiotico

Powell, número 46 del Draft de 2015, con potencial para ser un robo del Draft -si todavía no lo es- logra con este acuerdo cierta seguridad de cara al futuro. Toronto por su parte garantiza la continuidad de uno sus activos más interesantes a un precio medio. Cabe recordar que si no hubiese habido acuerdo, Powell se habría convertido en agente libre restringido el próximo verano, por lo que algún equipo podría haberle ofrecido un contrato alto, obligando al equipo igualarlo o perderle (tal como el caso de Otto Porter, Jr. al cual los Brrooklyn Nets ofrecieron un contrato de 106,5 millones para las cuatro siguientes temporadas, con una player option para salirse del mismo en 2020) causando un mayor coste mantenerlo en plantilla.

ÚLTIMA NOTICIA: Hassan Whiteside tiene un mensaje para todos los que no le votaron