Nate Robinson Fuente: USA Today

Nate Robinson el audaz base que estuvo bajo las órdenes de los equipos de Nueva York, Boston, Oklahoma City, Golden State, Chicago, Denver, Los Ángeles y New Orleans, ahora va a Minnesota en busca de una nueva oportunidad para regresar a la NBA.

El flamante ganador de hasta tres concursos de mates en los juegos de las estrellas, donde sorprendería al mundo del baloncesto en cada una de esas intervenciones, se encuentra nuevamente en el radar de la liga, y es que su nombre suena como posible refuerzo de los Timberwolves.

Nate que no actuaria la temporada pasada, aunque se recuerda de aquel llamado a los Cavs ofreciendo sus servicios, no se ha cansado de dar a entender, que desea volver al mejor baloncesto del mundo.

La última incursión de Robinson en la liga data de la temporada 2015/2016, donde solamente participó en par de compromisos, sin embargo durante 11 temporadas en la NBA, “Kryptonita” ha dejado estadísticas de 11 puntos, 3 asistencias y 2,3 rebotes por encuentros. Antes de probar suerte en estos últimos días de la pretemporada con los Timberwolves, el nacido en Washington emergió como la gran figura de la liga Profesional de baloncesto en Venezuela, donde fue artífice y líder indiscutible de los Guaros de Lara, los cuales terminaron conquistando el campeonato.

El base en ese torneo mostraría destellos de su talento, y aunque ciertamente acabaría siendo la diferencia en la final, éste debe mostrarle a Tom Thibodeau que sus condiciones están al nivel de poder jugar 82 compromisos.

Minnesota que presenta un quinteto inicialel cual puede competir contra cualquier conjunto de la liga, despierta serias dudas sobre su banca, y es allí donde Robinson puede colarse en el roster de los del Target Center, para prolongar así su carrera en la NBA.