Minnesota, MI. 10 de marzo de 2017. Draymond Green defendiendo a Karl Anthony-Towns en el poste bajo | Fuente: Jesse Johnson - USA TODAY Sports

Los Timberwolves atravesaron una de las reconstrucciones más largas de la historia de la NBA, pero ahora todo se da vuelta al haber armado uno de los equipos más competitivos de la Liga, y sus posibilidades de Playoffs son muy grandes. Repasamos el resurgir de los Wolves, desde casi acariciar la gloria en 2004 hasta el renacimiento de esperanza de 2016.

En el deporte hay muchas frases que signan a sus participantes, pero particularmente hay una que resuena siempre en los momentos más duros que dice: “A la gloria no se llega por un camino de rosas”, palabras dichas por Osvaldo Zubeldía, un mítico entrenador argentino de fútbol campeón del Mundo en 1968 con Estudiantes de La Plata. Minnesota parece haber seguido al pie de la letra este lema, pues sus años dorados habían quedado muy atrás en la memoria de los fans en Minneapolis, y la feroz reconstrucción pasó por muchas decepciones, hasta finalmente encontrar respiro en esta agencia de jugadores libres y en el Draft 2017.

No hay que referirse a éxitos y fracasos cuando se habla de una franquicia que se está rearmando, a veces las decisiones y la suerte confluyen en factores claves determinando un resultado común. Sin embargo, los Wolves sufrieron varios traspiés desde aquel equipo que supo ser finalista de conferencia en la temporada 2003-2004, a fuerza de elecciones de Draft y de apuestas a futuro fueron forjando su camino hacia el éxito, que aún no llegó.

Cabe remarcar que la última vez los Seattle Supersonics entraron a Playoffs, Minnesota ya no participaba de ellos, y estos eternos 13 años tuvieron altas y bajas para la franquicia de Glen Taylor, que acumula la racha más larga de la historia sin llegar a jugar un solo partido por fuera de la temporada regular. De todas maneras, el camino de los Wolves desde aquel 2003-2004 estuvo signado de eventos que hoy definen a la franquicia y que son el motor de su crecimiento. Los repasamos:

2004-2005: Disputa salarial entre Sprewell y Cassell, que confluyó en malos resultados y en el despido de Flip Saunders.

2005-2006: Los Wolves terminan 4tos en la División Noroeste con un record de 33-49, y rezando por una buena elección de Draft.

2006-2007: Con la 6ta elección de Draft, Minnesota seleccionó a Brandon Roy (futuro rookie of the year), pero lo intercambió con Portland por Randy Foye y unos dólares extra. La temporada fue un rotundo fracaso, el entrenador Dwane Casey fue despedido, y reemplazado por Randy Wittman, cerrando la temporada con un humillante 32-50. Lo peor vendría al final de la campaña, cuando Kevin Garnett decidió marcharse a Boston y los Wolves recibieron a cambio a Al Jefferson, Ryan Gomes, Sebastian Telfair, Gerald Greeny y Theo Ratliff siendo el primero el jugador franquicia que le quedaba a Minnesota.

2007-2008: Pura reconstrucción de los Wolves, nunca lograron hacer pie en la liga, y la partida de Garnett dejó a la franquicia sin una brújula guía capaz de señalar el rumbo a seguir. Todos los objetivos apuntaban al Draft 2008 y a poder encontrar un faro de esperanza entre los novatos.

2008-2014: En el NBA Draft 2014 Minnesota entrega a O.J. Mayo, Antoine Walker, Greg Buckner y Marko Jaric a Memphis a cambio de Kevin Love, Mike Miller, Jason Collins y Brian Cardinal. Además de haber sumado a Michael Beasley y encontrar así un poco de orden en sus filas. Sin poder llegar a la post temporada, los Wolves siguieron apareciendo en el Draft, con elecciones como Flynn y Ricky Rubio (Draft que dejó pasar a Steph Curry en dos oportunidades) y apostando en un futuro que no llegaría hasta el 25 de agosto de 2014.

2014-2015: En un traspaso de 3 equipos Kevin Love es transferido a Cleveland Cavaliers a cambio de Andrew Wiggins y Anthony Bennett (dos primeras elecciones de Draft) y Thaddeus Young (76ers). Todo indicaba que el caso Love se transformaba en otro caso Garnett, pero Wiggins fue una luz para Minnesota, que le dio un poco de calma por su rendimiento, y en vistas a futuro, parecía ser el jugador que había que esperar.

2015-2017: Sin embargo, en 2015 Karl Anthony Towns es drafteado número 1 por los Wolves, y el camino estaba definido, crecer en base a los dos jóvenes, no importa el costo a asumir, ellos serían el futuro de la franquicia. Para mala de los de Minneapolis, en octubre de ese año, falleció Flip Saunders, el mítico entrenador de la franquicia, algo que le costó un año reponerse al equipo, y debieron ser comandados por el inexperimentado Sam Mitchell, quien tras comandar la franquicia un año fue despedido y llegó Tom Thibodeau, ex asistente de Flip.

En la pasada temporada 2016-2017, los Timberwolves pasaron sin pena ni gloria por la liga, pero los recientes movimientos de traspasos ya le dan el mote de candidatos a Playoffs después de tanto tiempo.

Roster de Minnesota Timberwolves 2016-2017

Bases
– Ricky Rubio: 11.1 pts / 9.1 asi / 4.1 reb
– Kris Dunn: 3.8 pts / 2.4 asi / 2.1 reb
– Tyus Jones: 3.5 pts / 2.6 asi / 1.1 reb

Escoltas
– Zach Lavine: 18.9 pts / 3.0 asi / 3.4 reb
– Brandon Rush: 4.2 pts / 1.0 asi / 2.1 reb

Aleros
– Andrew Wiggins: 23.6 pts / 2.3 asi / 4.0 reb
– Shabazz Muhammad: 9.9 pts / 0.4 asi / 2.8 reb
– Nemanja Bjelica: 6.2 pts / 1.2 asi / 3.8 reb
– Omri Casspi: 5.2 pts / 1.0 asi /3.1 reb

Ala-Pivots
– Gorgui Dieng: 10.0 pts / 1.9 asi / 7.9 reb
– Adreian Payne: 3.5 pts / 0.4 asi /1.8 reb

Pivots
– Karl-Anthony Towns: 25.1 pts / 2.7 asi / 12.3 reb
– Cole Aldrich: 1.7 pts / 0.4 asi / 2.5 reb
– Jordan Hill: 1.7 pts / 0 asi / 2.0 reb

De cara a la temporada que se viene de NBA, los Timberwolves realizaron maniobras muy interesantes a tener en cuenta. Si bien perdieron a sus dos aleros suplentes (Muhammad y Casspi), pudieron adquirir a Jimmy Butler a cambio de LaVine, Dunn y la elección de primera ronda del pasado Draft.

En cuanto a otras adiciones, dejaron ir a Utah a Ricky Rubio para conseguir margen salarial y poder sumar a Jeff Teague como base titular, algo que le resta en cuanto a pase y fluidez, pero que suma mucho a la hora de la anotación. Esto volvió Minneapolis como un lugar atractivo para los agentes libres, es por esto que Taj Gibson y Jamal Crawford se sumaron a la manada de cara al 2017-2018, dejando al roster de Tom Thibodeau, muy bien posicionado en vistas al futuro.

Roster de Minnesota Timberwolves 2017-2018

Bases
– Jeff Teague
– Tyus Jones

Escoltas
– Jimmy Butler
– Jamal Crawford

Aleros
-Andrew Wiggins
– Nemanja Bjelica

Ala-Pivots
– Taj Gibson
– Gorgui Dieng

Pivots
– Karl-Anthony Towns
– Justin Patton (drafteado 2017)
– Cole Aldrich

Los altos mandos de la franquicia comprenden que esta es una nueva etapa para los Timberwolves, y por eso hasta cambiaron el logo del equipo, junto con el posible cambio en el pabellón, y en la camiseta. “New era, new look” se repite una y otra vez en las oficinas, y es que esta franquicia puede emocionarse de cara al futuro que está forjando bajo su propio techo.

Está claro que se añadirá algún nombre más al equipo para llegar, por lo menos, a los 13 o 14 apellidos, pero con lo que tiene, Minnesota ya puede ilusionarse con volver a ser un equipo temible y conformar una verdadera franquicia ganadora. Solo será tarea de sus directivos el poder lograr mantener esta base de jugadores apuntando al futuro, y para esto deberán diagramar una gran amistad y un buen ambiente que Minneapolis ya otorgó hace tiempo.

Quizás la frase de ese viejo entrenador sea cierta, y a la gloria no se llegue por un camino de rosas, pero de algo hay que estar seguro, y es que si este equipo trabaja, y es capaz de mantener sus apellidos, Minnesota puede soñar en grande, porque el proyecto se hace realidad, y la única verdad, es el trabajo.