Milos Teodosic continúa asombrando con su juego

Fuente: Clips Nation

Tan solo dos partidos de pretemporada han sido suficiente para que los fans de Los Ángeles Clippers se vuelvan locos por la magia de Milos Teodosic. Con el serbio dirigiendo el juego los angelinos han ganado un partido y han perdido el otro (vs. Toronto Raptors) durante su estancia en Honolulu, Hawaii.

Un salto tardío a la NBA (con 30 años) no ha sido suficiente para frenar a un jugador que, tras ganarlo absolutamente todo en el viejo continente, continúa derrochando magia allá por donde va.

A pesar de no estar teniendo uno buenos números en la faceta de tiro, Milos ha repartido 8 asistencias en el primer partido en solamente 20 minutos de juego y otras 5 más en el segundo encuentro, jugando menos de 24 minutos. No tiene importancia que haya fallado tanto en los tiros de campo, todo el mundo que todavía se está jugando la pretemporada, una etapa para calentar motores e ir entrando en calor. Pero lo que más asombra a los fans de los Clippers y a sus compañeros es la facilidad que tiene el serbio para entenderse con ellos sobre el parquet, pareciendo como si llevase toda la vida jugando en la NBA.

DeAndre Jordan ha hecho un par de declaraciones sobre la llegada del mago serbio al equipo y como ha influido su fichaje en el juego del equipo y en el suyo propio:

Hombre, ¡Me encanta Milos!” declaró el center con admiración. “A veces no entiendo lo que dice, pero cuando reparte asistencias es fantástico. Es sin duda uno de los mejores bases pasadores con los que he jugado, y he jugado con bases muy buenos… sabe involucrar a todo el mundo en las acciones ofensivas”.

Tras finalizar el primer partido de pretemporada, Teodosic declaró lo siguiente:

“No estoy contento porque hemos perdido”, dijo Milos Teodosic. “Y a mi me gusta ganar siempre, aunque sea un partido amistoso. Por supuesto estoy contento de haber saltado a la cancha y jugado mi primer partido NBA. Todavía no puedo comparar el juego de aquí con Europa, porque estamos hablando de partidos amistosos, entonces el ritmo no es el mismo. Estamos trabajando para mejorar la química en el campo, y para ello necesitamos más tiempo, aunque vamos por buen camino“.