Foto de Garrett W. Ellwood (Getty Images)

Los Denver Nuggets conseguían el pasado verano a un ala-pívot de calidad y All-Star, como es Paul Millsap, para emparejarlo con Nikola Jokic y forma así una dupla de interiores de nivel. Por otro lado, la franquicia de Colorado, sobrecargaba la posición de cuatro y dejaba fuera del quinteto, o de la rotación, a jugadores como Kenneth Faried o Trey Lyles.

Hace pocas semanas oíamos al propio Faried expresar su deseo de ser titular, cosa que puede que ocurra en momento puntuales de la temporada. Situación que ha llevado a pensar que tanto Faried como Lyles estarían en plena discusión por un puesto en la rotación. Pero sin embargo la buenas noticias afloran, ya que el entrenador de los Nuggets Mike Malone, ha desmentido todo tipo de rumor, y asegura que ambos jugadores han encajado la noticia con mucho profesionalidad a pesar de no saber con cuantos minutos contarán en esta próxima campaña.

Pero Mike Malone podría estar barajando nueva opciones y así no afectar los minutos de juego de ninguno de los jugadores, un ejemplo de éstas sería poner a jugar a ambos jugadores a la vez en la pista y desplazar a Faried al puesto de cinco, de esta manera los Nuggets conseguirían un quinteto más rápido, situación muy normal en lo que llamamos ahora baloncesto moderno.

Kenneth Faried, número 22 del Draft de 2011, ha promediado ésta pasada temporada 9.6 puntos 7.6 rebotes con 0.7 tapones en 21.2 minutos por partido; sus peores registros de toda su carrera. Trey Lyles, por otro lado, ha disputado su segunda temporada en la NBA con 6.2 puntos y 3.3 rebotes con 16.3 minutos por encuentro.