Markieff Morris durante un encuentro en Atlanta contra los Hawk, 21 Febrero 2017 | Fuente: Mike Zarrilli (Getty Images)

Hace poco más de dos meses, Celtics y Wizards estaban firmando la mejor serie de estos últimos decepcionantes playoffs, pero antes de eso los jugadores de ambos equipos forjaron una rivalidad que no han podido apaciguar y que se acrecienta con el correr del tiempo.

Markieff Morris debe seguir teniendo pesadillas con el séptimo partido de las semifinales de conferencia que enfrentaron a Boston Celtics y a Washington Wizards. Las heridas entre jugadores de ambos equipos parecen no querer cerrarse, por lo que el hambre de venganza de un tipo como Markieff, aumenta por momentos. Además los dos equipos, parecen estar en un continua progresión y eso sumado a que el jugador de Wizards promete dar mucho amor, nos dejan con lío en las posiciones nobles del Este.

“Creo que será un poco más suave de lo que fue, solo un poco”. Comentaba con tono jocoso, antes de cerrar las puertas a una posible tregua entre equipos. “Creo que mantendremos esa rivalidad porque no nos gustan esos tipos. No nos gustan”. Afirmó contundentemente.

Markieff Morris también aclaró que la llegada a Beantown de su hermano, no produce ningún cambio. Los dos hermanos son dos competidores natos y cuando la victoria está al otro lado, da igual que tengas a tu hermano en frente. “No debería cambiar nada porque mi hermano esté ahora en el equipo”. Aclaró por si a alguien se le ocurría dudar.

Enemistades a parte, Markieff reconoció que la marcha de su hermano rumbo a Boston, era una gran oportunidad para su gemelo, por lo que además el pequeño interior engrandeció la figura de la franquicia a la cual se debe su pariente.

“Por lo general simplemente viene y me habla. Cuando vi que me pedía que saliese de la habitación sabía que algo iba mal. Pero creo que fue la mejor jugada posible para él. Llegas a jugar para un equipo como Boston y eso solo ocurre una vez en la vida. Estoy feliz por él. No puedo esperar para que llegue ese partido de Navidad”. Sentenció.