Marcus Smart es un candidato a MIP - fuente: USA Today

Nos hemos cansado de leer sobre la metamorfósis de Marcus Smart, el jugador de los Celtics ha perdido 10 Kg durante el último verano con el objetivo de ganar explosividad y velocidad, es decir, con el objetivo de regresar al perímetro que abandonó la temporada pasada tras ganar músculo para defender jugadores más altos. Esta temporada ha de volver al perímetro debido a la sensible perdida del perimetral, Avery Bradley, uno de los mejores defensores de la liga . Esta pérdida produce que Marcus será el líder defensivo del equipo.

Todas las bajas que ha sufrido el equipo de Stevens hacían indicar que el jugador formado en Oklahoma State comenzaría su primera temporada como titular, pero tras disputarse el primer partido de la pretemporada parece que la opción de ser el sexto hombre es la más probable. La importancia de Marcus Smart va mucho más allá del quinteto titular, además que su presencia (la cual ha pedido) en una segunda unidad proporcionará carácter y algo de experiencia (teniendo en cuenta la juventud de la plantilla).

El partido de los Celtics dejó un buen sabor de boca a sus aficionados, pero algo en concreto les puso la sonrisa entre el mentón y la nariz. La fluidez, la velocidad y la verticalidad del chico de Texas han ilusionado a los aficionados de los Boston Celtics, además de que parece haber una mejora en la toma de decisiones que no hace más que aumentar la ilusión en los “orgullosos verdes”. 

El propio Marcus Smart dejó clara su impresión tras el encuentro contra los Charlotte Hornets: “Creo que me he sorprendido con lo rápido y explopsivo que era”.