Manute Bol Fuente: SLAMonline

Manute Bol fue uno de los jugadores más populares entre las década de los 80′ y 90′ en toda la NBA, ocasionado por ciertas características muy propias que originarían que este tuviese un verdadero impacto en la liga.

En lo que sería su debut con los Bullets de Washington en la temporada 1985-1986, con una estatura de 2,31 metros, Bol se convertiría en el jugador más alto en haber participado en un compromiso del baloncesto norteamericano, solamente en este rubro sería superado años después por Gheorghe Muresan con 2,32 m.

Quizás esa anécdota, además de su físico y juego, llamarían la atención del público, que desde sus inicios lo adoptaría como un referente dentro de las canchas.

Tal vez algunos recuerdan a Manute por aquella foto histórica de sus Bullets, donde aparecería con su compañero de equipo Tyrone Bogues, que por casualidad sería catalogado en esa época como el jugador más pequeño en la historia de la NBA.

Rápidamente “The Project” se convertiría en una fuerza defensiva, imponiendo récord de bloqueos para un novato y llevando esa fase del juego como un sello personal durante toda su carrera.

Con 10 años combinados entre Bullets, Warriors, Sixers, Heat, el jugador obtuvo promedio de 3,3 bloqueos, 4,2 rebotes y 2,6 puntos por encuentro. Uno de los argumentos que originaría recordar al espigado pívot viene dada por la aparición de su hijo Bol Bol de 18 años de edad y 2,21 m, que se ha convertido en unos de los prospectos más cotizados por las diferentes organizaciones de baloncesto.

Sin embargo, otro factor ha incidido para que nuevamente el nombre del fallecido Manute se encuentre en la palestra, son las declaraciones de su ex entrenador Kevin Mackey que ha señalado que Bol pudo haber tenido 40 o 50 años cuando aún jugaba.

Kevin que reclutaría a Bol a mediados de los 80′ para su programa en Cleveland, afirma que inventó la fecha de nacimiento del sudanés, porque no sabían cuánto años tenía.

Con la problemática en Sudán, aunado a la escasa información sobre su origen, el entrenador terminaría presentando con ayuda del personal de emigración a Manute, con una fecha de nacimiento que lo catalogaría como una joven promesa, en vez de incluirlo como un adulto de mediana edad.

Aunque Bol no jugaría para State Cleveland, su accionar en la NBA, aunado al dilema sobre su edad continuarán seguramente siendo tema de conversación, y parte de esas leyendas curiosas que este deporte le regala a sus fanáticos.