El entrenador de los Cleveland Cavaliers, Tyronn Lue, ha mostrado su preocupación al ser preguntado por el estado físico en el que se encuentra su jugador franquicia, LeBron James, quien sufrió un esguince de tobillo el pasado 27 de septiembre en un entrenamiento que le impidió jugar los tres primeros partidos de pretemporada.

El alero estadounidense, que jugó en la última derrota de los Cavs ante Chicago Bulls, parecía que ya se encontraba en una fase avanzada de recuperación al disputar su primer encuentro sumando 17 puntos (8 de 13 en tiros de campo), 5 rebotes, 3 asistencias, 1 tapón y 1 robo en 29 minutos jugados, lo que ofrecía cierto optimismo de cara al primer partido de liga regular en la que los Cavaliers se enfrentaran a los Boston Celtics de su ex jugador Kyrie Irving.

Sin embargo, Lue sorprendió el miércoles dando descanso el resto de semana al 13 veces All Star como medida de precaución aunque aún les reste un partido de pretemporada (en Orlando el viernes por la noche), según informó el periodista de Cleveland.com Joe Vardon.

Después de una sesión de tiro en la sesión de entrenamiento del miércoles en el Cleveland Clinic Court, se le preguntó a Tyronn Lue  si James estaría listo para el partido inaugural contra lo Boston Celtics, a lo que Lue respondió de una manera confusa según Vardon, que aclaró en un tweet que parecía como si Lue quisiera decir que aún era un poco pronto.

La baja de James supondría un duro golpe para los del Quicken Loans Arena que perderían a su jugador estrella en el partido más atractivo de la conferencia este, más aún con el morbo de la vuelta de “su hermano” Kyrie Irving , que estuvo envuelto en una de las operaciones del verano que provocaron la llegada a Cleveland de Isaiah Thomas, que sigue recuperándose de su lesión de cadera, y a Jae Crowder, que se adivina titular, a parte del pívot Ante Zizic.