Trey Burke fue elegido el número 9 del Draft de 2013 por los Minnesota Timberwolves y traspasado esa misma noche. Fuente: Mike Stobe (Getty Images).

Los Minnesota Timberwolves siguen inmersos en la confección de la plantilla que esperan que les lleve a PlayOffs tras 14 años sin pisar la post-temporada. Y tan importantes es tener uno o dos grandes protagonistas como saber rodearlos de buenos actores secundarios. En ello trabajan en la franquicia.

Michael Scotto ha anunciado en su cuenta de Twitter que los Wolves probarán a seis jugadores durante los entrenamientos de pretemporada. Se trata de Isaiah Canaan, Perry Jones III, Alan Anderson, Trey Burke, Thomas Robinson y Anthony Morrow. Todos ellos trabajarán durante unas semanas bajo las órdenes de Tom Thibodeau con el objetivo de ganarse un contrato con los lobos para la próxima campaña.

Isaiah Canaan fue cortado el pasado 30 de junio por los Chicago Bulls. El base jugó el pasado curso 39 encuentros con la franquicia de Michigan en los que promedió 4.6 puntos, 1.3 rebotes y 0.9 asistencias por noche. A lo largo de su carrera suma de media 8.4 puntos, 1.8 rebotes y 1.6 asistencias en cada uno de los 185 choques que ha disputado.

Isaiah Canaan fue cortado por los Chicago Bulls el pasado 30 de junio.
Fuente: Paul Sancya (AP).

Perry Jones III jugó la pasada temporada en los Iowa Energy de la NBA G League. Antes, había militado en los Oklahoma City Thunder, el único equipo con el que ha jugado en la NBA. Allí, promedió 3.4 puntos y 1.8 rebotes por partido en los 143 que jugó.

Alan Anderson es agente libre tras finalizar su contrato con Los Angeles Clippers. El veterano escolta participó con su último equipo en 30 partidos, promediando en cada uno de ellos 2.9 puntos y 0.8 rebotes. A lo largo de su carrera en la NBA, Anderson ha aportado 7.3 puntos, 2.2 rebotes y 1.1 asistencias de media en los 330 encuentros que ha jugado.

Alan Anderson jugó 30 partidos con Los Angeles Clipers en la temporada 2016/17.
Fuente: Isaiah J. Downing (USA TODAY Sports).

El rendimiento de Trey Burke en la NBA ha ido de más a menos. Fue drafteado precisamente por Minnesota con el número 9 del Draft de 2013 y traspasado esa misma noche a los Utah Jazz a cambio de Gorgui Dieng y Shabazz Muhammad. Tras tres temporadas en Utah, se fue a los Washington Wizards, donde sus números cayeron en picado. En los Jazz, jugó 210 encuentros en los que sumó de media 12.1 puntos, 2.5 rebotes y 4.2 asistencias, mientras que en los 57 choques que disputó con los capitalinos, aportó un promedio de 5.0 puntos, 0.8 rebotes y 1.8 asistencias.

En Los Angeles Lakers jugó Thomas Robinson el pasado curso, con los sumó de media 5.0 puntos y 4.6 rebotes en cada uno de los 48 choques que disputó. Muy parecidas son sus estadísticas durante su carrera. El ala-pívot promedia por partido 4.9 puntos y 4.8 rebotes habiendo participado en 313 encuentros en la NBA.

Thomas Robinson promedió 5.0 puntos y 4.8 rebotes por partido la temporada pasada con Los Angeles Lakers.
Fuente: Gary A. Vasquez (USA TODAY Sports).

Por último, Anthony Morrow empezó la temporada pasada en los Oklahoma City Thunder y la terminó en los Chicago Bulls. En el equipo de Fred Hoiberg sólo participó en 9 encuentros, anotando un total de 41 puntos. A lo largo de su carrera, el veterano escolta ha jugado 564 partidos con unos promedios de 9.4 puntos y 2.2 rebotes por noche con un notable 41.7% de acierto en triples, su gran especialidad.

Todos ellos darán el máximo durante el workout de los Timberwolves, con la esperanza de firmar un contrato para acompañar a Karl-Anthony Towns y a Jimmy Butler, entre otros, en esta nueva aventura de la que los aficionados del baloncesto esperan tanto.