Jamal Crawford en su etapa como Warrior - USA Today Sports

Ha sido un verano interesante para Golden State Warriors. La franquicia californiana ha mantenido a los efectivos que le llevaron a ganar las Finales de la pasada temporada (entre los que sobresalen Kevin Durant y Stephen Curry) e incluso ha mejorado su plantilla, reforzándola con nombres como el de Nick Young, Omri Casspi o Georges Niang, para mejorar incluso más algunas de sus facetas menos efectivas en la cancha.

Pero antes de firmar a estos jugadores los Warriors se fijaron en el veterano escolta Jamal Crawford. Según palabras del propio jugador, al inicio de este mercado estival hubieron contactos, ”aunque nunca fue completamente en serio” afirma el ahora jugador de los Minnesota Timberwolves.

El tres veces mejor sexto hombre de la temporada, que ya militó en Golden State en la temporada 2008/09, no ocultó, además, su interés en unirse a la disciplina de los Warriors, de los que opina que le atraen no solo por ser los principales contendientes por el título de esta nueva temporada, sino también por la cultura que han creado a lo largo de estos últimos años.