Los Golden State Warriors aún no han pagado el $1M que prometieron por el coste de la rúa de celebración del campeonato de la NBA. Fuente: CBS San Francisco/ Getty Images

El reciente vencedor de la mejor liga del mundo se prepara para una nueva aventura en la que tendrá la etiqueta de equipo a batir tras haber logrado su quinto título de campeón de la NBA tras una excelente temporada, en la que se han mostrado sólidos en liga regular e intratables durante los playoffs, sumando tan solo una derrota en el cuarto partido de la serie de las The finals frente a los Cleveland Cavaliers en el Quicken Loans Arena.

Sin embargo, dentro de la brillante trayectoria que están viviendo los dubs, ha salido a la luz en los últimos días una pequeña mancha en su expediente. Parece ser, acorde a la información proporcionada por Matthias Gafni, del The Mercury News, que los Warriors no habrían pagado ni un centavo por el coste de la rúa que tuvo lugar hace tres meses por las calles de Oakland en la que se mostraba el trofeo Larry O’Brien, galardón con el que se premia a los ganadores de la NBA, que estuvo escoltado por Stephen Curry en todo momento.

Precisamente fue durante el desfile cuando el propietario de los Golden State Warriors, Joe Lacob, se dirigió a la multitud para comunicarles que el importe de la celebración sería cubierto en su totalidad por la franquicia del estado de California como un regalo de parte de los Golden State Warriors a la ciudad de Oakland.

La cuota final del 2017 ascendía a unos $816.000, mientras que también estaba pendiente de pago una parte de la factura de la celebración del 2015, valorada en $244.000. Así pues, la ciudad está pidiendo a la organización “Warrior” recaudar esa deuda, que fue obtenida y filtrada por el medio The East Bay Times.

De este modo, el gobierno de Oakland envió una factura de $1M a los Warriors el día 19 de julio– para cubrir tanto las festividades del 2015 como las del 2017- en la cual se establecía una fecha de vencimiento para el día 19 de agosto, plazo en el cual no se trasladó ni una moneda.

“Estamos en conversación con los Warriors, tienen preguntas sobre algunos de estos cargos que estamos en proceso de responder”, comentó la portavoz de la ciudad de Oakland Karen Boyd en un correo electrónico. Aunque este desembolso se haya retardado hay cierta tranquilidad en las altas esferas de la administración de la ciudad de Oakland. “Los Warriors no nos han dado ninguna razón para dudar de que cumplirán sus compromisos”, concluyó Boyd.

El día siguiente de la rúa del 2017, el portavoz de los Warriors, Raymond Riddler aseguró que el equipo del Golden Gate estaba dispuesto a pagar $4M para cubrir los costes de la celebración. Sin embargo, Riddler ha aclarado esta semana que esos gastos eran principalmente para elementos que no involucraban al gobierno que ahora está reclamando su parte del pastel.

Por lo tanto, aún no está muy clara la factura que deberá afrontar el equipo de la Bahía pero por ahora no cabe duda de que cumplirán con su palabra. Tendremos la oportunidad de ver si esta franquicia se maneja igual de bien en los despachos como sobre el parquet del Oracle Arena.