David Fizdale durante su presentación como nuevo entrenador de los New York Knicks (N.Y. Post: Charles Wenzelberg).

El nuevo técnico de los New York Knicks, David Fizdale, ha empezado a trabajar con el equipo para familiarizarse con los jugadores y así poder trazar una estrategia a seguir esta próxima temporada. Lo que sorprendió más a la prensa que asistió al entrenamiento fue una de las ideas que Fizdale comentó, jugar a Kristaps Porzingis de alero.

El entrenador de los Knicks explicó el porqué de la idea y como enfocaría un quinteto así“Kristaps [Porzingis] es un jugador dinámico, más rápido que el resto de pivots, pero no puedes poner un jugador pequeños a defenderle. Y si arriesgas, y pones un jugador alto, le das vía libre para jugar lejos del aro,” comentó Fizdale. “Además, atrás, puede defender a cualquiera. Es genial tener un jugador que cubra tantas posiciones. Y además puedo ponerlo de alero con Luke [Kornet] de cuatro, Mitchell [Robinson] de cinco y contar con la gran envergadura de [Kevin] Knox como escolta. Y ver que hacen los rivales ante eso”.

El quinteto que manejaría Fizdale sería de jugadores altos, tendencia opuesta a lo que solemos ver hoy en día en la NBA. Knox como escolta (2.06 m), Porzingis de alero (2.21 m) y Kornet (2.16 m) y Mitchell Robinson (2.16 m) de cuatro y cinco respectivamente. La otra cuestión sería quien orquestaría des del puesto de base, aunque lo más probable sería ver a Frank Ntilikina, que es un base de gran tamaño (1.98 m) y envergadura.

Éste último, el joven rookie de origen francés, parece ser uno de los focos de atención de Fizdale, que buscará explotar su potencial y, como bien dijo el técnico knickerbocker, aumentar su agresividad en la pista.

“Es un buen jugador, pero tendrá que concentrarse más en su agresividad, en estar siempre listo sin preocuparse de cuidar de todos. Esa agresividad atraerá la atención de los defensores sobre él y será mejor para los demás,” comentó David Fizdale. “Es muy altruista. Y cuándo revisamos los vídeos  y las repeticiones tanto él como yo vemos que a veces tiene ante él oportunidades claras de atacar, anotar o pasar. Con el tiempo veremos que algunos hábitos se perderán y se harán de nuevos,” finalizó el entrenador de los Knicks para Basket Infos el pasado miércoles.