El 25 de septiembre en El Segundo, California, tuvo lugar el media day de Los Angeles Lakers, lugar también donde realizarán el Training Camp. En dicho acontecimiento, no hubo jugador que acaparase mas protagonismo que Lonzo Ball. 

El actual número 2 del Draft y la piedra angular sobre la que girará el futuro de la franquicia angelina, Lonzo Ball, compareció frente a los medios luciendo la nueva equipación de su nuevo equipo y habló de muchos de los temas que le rodean.

Una de las primeras declaraciones de Lonzo, fue tajante: “Os quiero, pero simplemente me gustaría jugar” continuó el base, “Estamos centrados en alcanzar los “playoffs”; va a ser un duro viaje, pero lo estamos deseando” dijo tajante el mayor de los Ball, que, desde el minuto 1, quiere dejar atrás la figura tanto de su padre como del resto de su familia para centrarse únicamente en el apartado deportivo.

Para Lonzo y los demás novatos, este año va a ser una temporada de adaptación al calendario liguero y a todas las exigencias que este reclama. Llegar de la NCAA, donde jugó 36 partidos (UCLA) y disputar 82 partidos al máximo nivel competitivo será una tarea complicada para Ball. 

“He escuchado muchas historias sobre cómo voy a tratar con ello.No sé realmente qué esperar. Nunca he jugado 82 partidos antes y es mi primer año. Voy a entrar con mi mente abierta, listo para aprender, listo para el desafío”.

Lonzo también tuvo palabras hacia su marca de zapatillas. El propio jugador aseguró que en el duelo inaugural que les medirá frente a sus vecinos, Clippers, el 20 de octubre,Calzaré mis zapatillas en el primer partido” pero no dejó claro si seguiría usando su calzado en los siguientes partidos.

“Tengo quince chicos y mi trabajo es vigilarlos. Y es a ellos a los que voy a vigilar. LaVar es un hombre hecho y derecho. Es un gran padre” dijo Magic Johnson sobre su nuevo playmaker. El GM de los Lakers aseguró que no quería escuchar nada sobre estar continuamente observando al padre de Lonzo.  

“Mi trabajo no es vigilarlo, pero si algo ocurre que afecte a su hijo y a su rendimiento en la pista, quizá entonces sí le eche a un lado”.

También tuvo palabras sobre Lonzo: “Es un líder natural. Necesitábamos un líder en este equipo y ya tenemos uno”. Está claro que todos los focos están puestos en la figura de Lonzo Ball, el mundo en sus manos.