Jameer Nelson ha firmado un año con los Pelicans por el mínimo de veterano. (Andrew D. Bernstein/NBAE/Getty Images)

Todo comenzó cuando Richard Jefferson se encontraba en el mercado tras ser traspasado de Cleveland a Atlanta e inmediatamente cortado por los Hawks.

No duró mucho en el mercado, ya que a los pocos días firmó un año de contrato con los Denver Nuggets por 2.3 millones de dólares.

Los Nuggets necesitaban hueco en su plantilla para Richard Jefferson. (NBA.com/@Nuggets)

Tras este movimiento, los Nuggets necesitaban hacer hueco en su plantilla para incorporar al fichaje y el elegido fue el veterano base de 35 años Jameer Nelson.

Una decisión que sorprendió, ya que la rotación de los Nuggets en el puesto de base no es que fuese precisamente sobrada, además de ser un jugador fiable y un gran mentor para los jugadores jóvenes, un talento que el equipo de Denver necesitaba debido a la renovación que está llevando a cabo.
Ahora tras su marcha serán Emmanuel Mudiay y Jamal Murray los encargados de ocupar el puesto de base.

A los dos días de su salida del equipo, firmó un año de contrato con los New Orleans Pelicans por el mínimo de veterano, 2.3 millones de dólares.

Con ésta, disputará su 14ª temporada en la NBA, viniendo de jugar un sólido año con los Nuggets.

Nelson, agente libre sin restricciones, era uno de los jugadores que más interés estaba suscitando en el mercado y otras franquicias como Houston Rockets, Charlotte Hornets, Brooklyn Nets y Oklahoma City Thunder estaban interesadas ​​en sus servicios. Especial interés demostraron Rockets y Nets, una vez que en Texas sospechaban que Chris Paul podría estar un mes de baja y tras perder los Nets a Jeremy Lin para toda la temporada.

Sin embargo, el base se decantó por la opción de New Orleans, sabiendo que en la plantilla andaban escasos de efectivos (Rajon Rondo estará de baja al menos hasta mediados de noviembre por una cirugía muscular) y que dispondría de muchos minutos junto a dos gigantes de la liga como DeMarcus Cousins y Anthony Davis, formando pareja en el puesto de base junto a Jrue Holiday.

Hasta el momento en los cuatro partidos disputados con su nuevo equipo promedia en 27.3 minutos de juego 8.3 puntos, 2.5 rebotes y 4.8 asistencias, destacando la victoria frente a los Cavs por 22 puntos.

La llegada de Nelson también ha tenido una consecuencia directa, puesto que los Pelicans querían una excepción de la NBA para ficharle ya que cuentan con cuatro jugadores lesionados (el ya mencionado Rondo, Ömer Aşık, Alexis Ajinça y Solomon Hill) y así poder disponer de un sitio más en su roster, aunque finalmente la respuesta de la liga fue negativa.

Por eso, y debido a que Nelson tenía otras ofertas garantizadas, la directiva optó por cortar a Jordan Crawford para hacerle sitio y mantenerse así por debajo del impuesto de lujo. Esta decisión no ha sido aprobada por cierto sector de la afición, ya que Crawford fue de los mejores en cuanto a números en los dos partidos jugados con los Pelicans.

Pero que no se preocupe, porque equipos con poca profundidad de banquillo podrían estar interesados en adquirir los derechos del ya ex jugador de los New Orleans Pelicans.

En definitiva, así es el mercado NBA.