Fuente: Getty Images

La franquicia de Carolina del Norte afronta esta temporada con un claro objetivo: olvidar la pasada campaña y tratar de consolidarse como un equipo de playoffs pese a sus limitaciones.

Kemba Walker, quien capitaneará a la franquicia para este fin, hizo unas declaraciones en las cuales, con una remarcada actitud de liderazgo, demostraba un gran compromiso con su franquicia, anteponiendo el objetivo principal de la plantilla (entrar en Playoffs) a logros a nivel personal como podrían ser tomar partido en el All-Star o ser nombrado en los mejores quintetos de la temporada. Pero más allá de llevar el timón, el propio Kemba cree en sus posibilidades y en su equipo, y se ven claros contendientes a alcanzar su objetivo.

Ahora bien, analicemos qué le espera a Charlotte Hornets en esta nueva temporada de la NBA:

Bajas:

En primer lugar, durante este mercado los Hornets han perdido a algunas piezas del proyecto. El escolta Marco Belinelli (10.5 ppp, 2.0 app, 2.4 rpp) y el pívot Miles Plumlee (2.4 ppp, 0.2 app, 3.2 rpp) abandonan la franquicia para unirse a la disciplina de los Atlanta Hawks.

Altas:

Por otro lado, las abejas de Charlotte han reforzado su plantilla con Dwight Howard (que llega desde Altanta a cambio de los anteriormente mencionados Belinelli y Plumlee más un pick del draft), que viene de promediar un doble doble (13.5 ppp y 12.7 rpp) con la franquicia georgiana. Además, desde Chicago obtienen a Michael Carter-Williams (6.6 ppp, 2.5 app, 3.4 rpp). A estos dos nombres se añaden, via draft, las figuras de Malik Monk y Dwayne Bacon (picks 11 y 40, respectivamente).

Haciendo balance del mercado, los Hornets han mejorado notablemente su plantilla. Han intercambiado a Plumlee, un pívot que destacaba por su contribución en defensa pero que tenía unas carencias ofensivas muy evidentes, por Dwight Howard, un jugador contrastado, con 13 temporadas de bagaje en la NBA y con unos números sólidos que le avalan incluso después de su máximo esplendor en la mejor liga del mundo (en su máximo nivel, “Superman” fue escogido cinco veces en el mejor quinteto de la NBA y formó parte del All-Star Game en siete ocasiones)

Con la marcha de Marco Belinelli se pierde tiro de media y larga distancia, pero Malik Monk debería suplir su baja a la vez que aporta juventud al proyecto. A su vez, Michael Carter-Williams llega con este mismo cometido, dar algo de respiro a la estrella del equipo, Kemba Walker, y aportar juventud y frescura a la plantilla.

Las piezas claves de la campaña pasada de los Hornets se mantienen en la franquicia: capitaneados por el ya nombradísimo Walker, Nicolas Batum, Michael Kidd-Gilchrist y Marvin Williams se postulan presumiblemente para completar, junto a Dwight Howard, el quinteto titular de los Charlotte Hornets.

Con este nivel en la plantilla, tan solo harían falta mejorar unas cuantas asignaturas pendientes para asegurar su presencia en los playoffs: Kemba Walker debe aumentar sus asistencias (promedió 5.5 app en la campaña pasada) para competir con los demás bases del más alto nivel de tú a tú; Dwight Howard debe mejorar sus tiros libres, y pese a que todos sabemos que, incluso contra pívots de alto nivel, la pintura es suya, Superman debe mejorar su defensa desde la línea de 3, sobre todo ahora que la figura del pívot moderno está expandiendo su rango de tiro; por último, Michael Kidd-Gilchrist solo promedió 9.9 puntos por partido la campaña pasada, números muy bajos para lo que se espera de un alero titular en la mejor liga del planeta.

Predicción quinteto titular de Charlotte Hornets para la temporada 2017/18:

P Dwight Howard

AP Marvin Williams

Michael Kidd-Gilchrist

Nicolas Batum

Kemba Walker