Sports Illustrated

El brillante (y mediático) flamante nuevo base de Los Angeles Lakers comienza batiendo récords, y es que en el partido del pasado domingo (en el que los Pelicans se impusieron a los Lakers)  se convirtió en el jugador más joven de la franquicia angelina en alcanzar la cifra de 10 asistencias en un partido.

Pese a que no sirvió para imponerse sobre los de Nueva Orleans, Lonzo comienza una temporada en la que comienza a postularse como rookie del año, ya que en el partido que enfrentó a los Lakers contra los Suns, Ball se quedó a las puertas del triple doble, enfrentamiento en el que alcanzó unas estadísticas de 29 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias en un total de 37 minutos sobre el parqué.

Con este nuevo récord, Lonzo ha eclipsado al mismísimo Magic Johnson, anterior poseedor del récord (quien tenía 20 años y 75 días cuando logró esta hazaña).