LeBron James (CLE), derecha, se rie al defender al basse de Los Angeles Lakers, Isaiah Thomas, durante la segunda mitad de un partido. Domingo, 11 de Marzo, 2018, Los Angeles, CA. Los Lakers ganaron 127-113. (AP Photo/ Mark J. Terrill).

No hay que esperar más, LeBron James ha anunciado que su futuro será en la ciudad de Los Ángeles intentando devolver los días de oro a los aficionados de los Lakers.

El jugador de 33 años tuvo que elegir entre muchas opciones; Philadelphia 76ers, Houston Rockets, Cleveland Cavaliers y varias otras vía trade. The King buscó esperar a que Kawhi Leonard encontrase la forma de salir de San Antonio (ahora que milita en Lakers, es muy probable que el californiano acabe junto a él) para decidirse, pero al parecer se le agotó la paciencia y lo anunció esta misma noche. LeBron seguirá cobrando un salario máximo (154$M por 4 años).

Se avecina verano movido para los Lakers. El actual roster no les permite aún competir con los grandes equipos con los que comparte conferencia (Warriors, Rockets). Lo más seguro es un belicoso intercambio de jugadores jóvenes como Kuzma, Ingram o incluso el mismo Lonzo Ball.

Inmediatamente después de la desvelación del acuerdo con los Lakers del Rey, éstos han movido su primera ficha: renovar al recién llegado escolta Kentavious Caldwell-Pope un año más (12$M). Empieza el verano y con ello la agencia libre, y si el equipo angelino quiere volver a la gloria, va a tener que hacer muchos movimientos en estos 3 meses.

Las metas del Rey

Con la máxima expectación de la Agencia Libre, lo que significa millones de personas atentas a las redes sociales, radios y televisores aguardando tu decisión y escoges a unos de los equipos más mediáticos de la liga. Muchas personas pueden esperar de ti que tu objetivo ya no sea el ganar, si no otro muy distinto, ¿es eso cierto? Quizás sí quizás no.

Bien es que los jugadores que forman el roster de los Lakers no sean actualmente los más indicados para intentar competir por el anillo, y más aún teniendo en cuenta el gran nivel demostrado por los equipos del Oeste. Pero si echamos la vista atrás, la llegada de LeBron a Cavaliers en 2014 tampoco fue solitaria, si no que trajo consigo algunas nuevas incorporaciones que hicieron de un equipo de mitad de tabla baja, a uno claro favorito a llevarse el anillo. Los Lakers tienen una imagen mediática muy amplia; entonces, ¿quién no querría, por un buen contrato y éxito casi asegurado junto a LeBron, pertenecer a este equipo? La oferta es muy tentadora. LeBron ha llegado a Los Ángeles para ganar y, junto a Magic Johnson, van a mover las fichas necesarias para hacerlo. Como bien dijo el propio Magic, es proyecto de 2 años, éste y el siguiente.