El alero de los Cleveland Cavaliers desvela que su lesión en el tobillo podría haberle impedido jugar los primeros partidos de liga regular (USA Today Sports).

El 13 veces All-Star, LeBron James, ha desvelado que la lesión que sufrió el 27 de septiembre en el tobillo era más grave de lo que en un principio se esperaba. Este revés provocó la ausencia de LeBron en los 3 primeros partidos de pretemporada de los Cavaliers frente los Hawks, Pacers y Wizards. Curiosamente los 3 partidos acabaron en derrota para los Cavs que parecen notar la baja del alero norteamericano.

Según Nikki Goel, periodista de Clutch Points, la estrella de los Cleveland Cavaliers ha revelado que la lesión le podría haber apartado de las pistas durante parte de la liga regular aparte de lo que restaba de pretemporada.

Conociendo la gravedad de la lesión, no es sorprendente que la franquicia subcampeona de la NBA la temporada 2016/2017 prefiriera dar descanso a James y lo mantuviera alejado del ritmo de los primeros partidos de pretemporada, que tienen poco sentido para LeBron más allá que para ponerse en forma y coger poco a poco el ritmo competitivo.

Además, no hay ninguna necesidad ni prisa por parte de los Cavs de forzar a LeBron a jugar estos partidos de pretemporada que incluso podrían agravar su lesión provocando la pérdida de determinados partidos en el inicio de la nueva temporada. Asimismo, se espera que el 4 veces MVP de la NBA reaparezca mejor preparado físicamente y a la vez más descansado para el inicio de la competición.

El jugador 32 años ha participado en el cuarto partido de pretemporada este martes frente a los Chicago Bulls aunque con una aparición limitada en un encuentro en el que hemos visto que el técnico de los Cavaliers, Tyronn Lue, ha podido ensayar un quinteto con Kevin Love en la posición de 5 acompañado en el juego interior del propio LeBron James que ha dejado su posición natural de alero en detrimento del ex-Celtic Jae Crowder.