La otra cara de Manu

El argentino sabe que la edad y sus movimientos no son como los de antes, y lo hizo saber hace un par de días a través de su cuenta en Twitter. Ginobili seguirá con San Antonio como amuleto, y para apoyar cuando el equipo se venga a pique.

Para Manu Ginobili verse al espejo ya no es lo mismo. Más allá de su poco cabello, y más de algún rasgo distinto por la edad, el argentino no es el mismo en la madera de la NBA. Ni sus minutos, ni sus puntos. Aun así, sigue siendo el gaucho más rentable en el mejor baloncesto del mundo, pero él sabe bien que su rendimiento es diferente, incluso lo será, para la próxima temporada en comparación a la última donde vimos la tapa a James Harden que lo volvió a poner en un mapa del cual nunca se ha salido.

Hace un par de días se tomó el tiempo de redactar un tuit desde su cuenta personal, donde aceptó su actual condición, pero aun así no va a desistir en volver a un nivel requerido, y donde principalmente él se sienta cómodo. “Mi relación con la pelota no estaría pasando su mejor momento. Voy a tener que mimarla mucho este mes para que me vuelva a querer…”

El comentario salió a la luz en medio de los partidos jugados por la selección de Argentina, los cuales Manu siguió muy de cerca. Entre aplausos a sus excompañeros, y amigos, resaltó el comentario donde solo nos pone a pensar que trabajará duro como siempre en la pretemporada para llegar a su mejor versión, pero también llegando y poco pasándose del límite del cual puede dar.

A sus 40 años nos deja un promedio de 25.8 minutos por partido, un 44.7% de efectividad en tiros de campo, 37% en tiros de tres, 82% en tiros libres. 13.6 puntos por partidos, 3.9 asistencias y 3.6 rebotes. Manu firmó dos temporadas más con San Antonio, y la próxima será la 16 en su carrera. Tiene cuatro títulos, dos veces apareció en Juegos de Estrellas, y un sinfín de buenos momentos dados a los seguidores de los Spurs.