Carmelo Anthony y Kristaps Porzingis se han acabado separando - fuente: Sports Illustred

Sobrevalorado, según la RAE, es la atribución de un valor superior a algo o a alguien que realmente no es poseedor de tanto valor. En el mundo de la NBA existe gran variedad de opiniones y es sencillo presenciar disputas en cuanto al valor real de un jugador. A pesar de los diferentes gustos de distintas personas que producen las famosas polémicas, el mundo de la NBA debe tener abierta la mente y comprender otros puntos de vista. Y no solo eso, sino que también debe respetar la objetividad de las estadísticas (sabiendo interpretarlas, claro).

Las estadísticas mencionadas no son puntos, rebotes y asistencias, las estadísticas mencionadas y a las que un servidor le otorga un gran valor son las avanzadas, debido a que los números de las avanzadas bien interpretadas nos ofrecen mucha información. Los jugadores que voy a comentar engañan a muchos con las estadísticas tradicionales, pero en las avanzadas se les cae la careta y demuestran que no tienen el nivel que parecen tener.

Power Ranking (Top 5 Jugadores sobrevalorados)

5.Myles Turner

El jugador de Indiana es un gran jugador, tiene un gran futuro por delante, pero a día de hoy todavía no es un jugador top en su posición. La gran estética del jugador le está pasando factura, ya que su aparición en los highlights todas las semanas, produce que el aficionado medio le otorgue un valor mayor del real. En la pasada campaña los Pacers tenían un + 2.8 con él en pista y sin el jugador nacido en Texas un + 8.2 (per 100 poss). Otra de las cosas que llama la atención es que Myles no es un buen reboteador, a pesar de que coja más de 7 rebotes por partido. Los porcentajes de rebote ofensivo/defensivo de Turner, están debajo de lo esperado, sobre todo el ofensivo. El jugador de los Pacers obtiene el 6.2% de los rebotes ofensivos, en total su equipo coge 21.2%, parece que el promedio no es malo, pero la cosa cambia si lo comparamos con un reboteador promedio como es Amir Jonshon. El jugador de los 76ers cogió el 8.4% de los rebotes ofensivos, mientras que los Celtics (equipo para el que jugó el año pasado) tenían el mismo porcentaje de rebote ofensivo que los Pacers. Otra de las cosas que llama la atención es que Turner es el 15º center en eficacia, algo que le aleja mucho de la cabeza de la liga. Está claro que Myles Turner es un gran jugador, pero a día de hoy el valor dado por la gente supera el valor real del interior.

Myles Turner tiene un gran futuro – fuente: Usa Today
4. Kristaps Porzingis 

Kristaps Porzingis es un gran jugador, pero también es un caso parecido al de Myles Turner. La estética del jugador, sumado a la necesidad de un referente europeo en la NBA han hecho de Porzingis uno de los jugadores más sobrevalorados del panorama NBA. Kristaps Porzingis es mal reboteador, el chico letón coge más de 7 rebotes por partido (como Myles), pero la estadística avanzada le deja muy mal parado en este apartado. El unicornio coge el 11.8% de los rebotes cuando está en pista, mientras que por ejemplo su compañero de pintura, Willy Hernangomez coge el 20.4% de los rebotes disponibles en el cancha. Una de las cosas que han caracterizado al jugador de los Knicks es su capacidad para el pase y fluidez, el chico tiene un gran pace (99.15) pocos interiores tienen un ritmo tan alto, pero Porzingis pierde mucho la pelota y no da muchas asistencias. El ratio de Ast/To del letón es muy malo 0.82, es decir, da 0.8 asistencias por cada pérdida, muy lejos del 2.93 de Al Horford (Líder en interiores). Los números de Kristaps en BPM (estadística métrica creada por Basketball Reference para saber del impacto ofensivo real del jugador) son muy malos. Esta estadística establece la media de la liga en 0.0 justo lo que promedia el jugador de los Knicks, además hay que tener en cuenta que el interior con mayor BPM de la liga fue Nikola Jokic con 6.2, muy alejado de Porzingis.

Kristaps Porzingis será el jugador franquicia de los Knicks – fuente: Usa Today
3. Andrew Wiggins

Andrew Wiggins es el ejemplo de que saber meterla en la canasta no te hace ser un gran jugador. El chico de Minnesota es un gran anotador, pero todavía está muy lejos de ser el gran jugador que estaba llamado a ser. El gran problema de Wiggins es su defensa, que este chico sea incapaz de defender a un taburete no es un secreto y las estadísticas avanzadas lo muestran. Su defensive rating es algo cómico (115), aunque es cierto que la defensa de los Timberwolves ayuda a que esta cifra sea tan elevada. Otro ejemplo del rendimiento defensivo de Wiggins es la estadística métrica que evalúa el rendimiento defensivo (DBPM), donde el jugador está casi tres puntos por debajo de la media de la liga (-2.9). Supongo que ahora muchos estáis pensando en el OBPM (igual que el DBPM, pero ofensivamente), pues el OBPM de Andrew Wiggins no es nada bueno 0.2, muy poco por encima de la media de la liga. La cosa que más llama la atención del canadiense es su impacto en el equipo de Minneapolis, con él en pista el equipo registra un -0.5, mientras que con Wiggins fuera de la pista el equipo registra un +2.8. A estas alturas habrá mucha gente que dirá que Wiggins mete más de 20 puntos por partido y tienen razón porque es relativamente sencillo que un jugador que acapara el 30% de posesiones de su equipo sume tantos puntos.

Andrew Wiggins tiene una gran oportunidad – fuente: Sports Illustred
2. Carmelo Anthony

El jugador de los New York Knicks sufre un caso similar al de Andrew Wiggins. Los dos jugadores tienen mucha calidad, pero su forma de jugar y sobretodo la pasividad defensiva de ambos hacen de ellos jugadores con un impacto negativo. Carmelo lleva sin defender muchos años, exactamente seis, desde su primer año en la Gran Manzana. El nuevo jugador de los Thunder ha acabado esta campaña con un 113 de defensive rating, una estadística que evidencia los problemas que sufre en defensa el alero. El DBPM corrobora los dicho, sus números en esta esta estadística son igual de malos, Melo está más de dos puntos por debajo de la media (-2.2). Carmelo Anthony ha sido uno de los mejores jugadores ofensivos de las últimas décadas, pero su rendimiento ha bajado mucho y 22.4 puntos por partido para un jugador que acapara el 29.1% de las posesiones de su equipo no son muchos. Otra cosa que destaca de los números de Carmelo es su PER, esa estadística que mide la contribución de cada jugador estableciendo 15.0 como la contribución de un jugador promedio. El PER del jugador de los Thunder es más que discreto, no llega a 18, muy lejos del 33.8 de su compañero de equipo Russell Westbrook.

Carmelo Anthony busca su primer anillo – fuente: Usa Today
1. Andre Drummond

Andre Drummond es considerado uno de los mejores interiores de la NBA, sus números ayudan a ello, pero Andre Drummond es un jugador limitadísimo ofensivamente y un lastre en tareas defensivas. Drummond siempre ha sido visto como la cara del proyecto de los Pistons, pero se aleja mucho de lo que yo entiendo por cara de una franquicia como los Pistons. Las limitaciones de su juego ofensivo llegan hasta tal punto que tira un 0.070% desde más de tres metros, algo muy perjudicial para un equipo tal y como está evolucionando el baloncesto. La continua evolución del baloncesto deja muy tocado al jugador de los Pistons, ya que ahora se requiere una gran versatilidad. Este jugador es muy mal pasador, incluso da 0.59 asistencias por cada pelota perdida. Otra cosa que debe mejorar es el pace, el jugador cuando está en cancha consigue poco más de 96 posesiones en los 48 minutos que dura un partido. La defensa de Drummond no es ni mucho menos buena, a pesar de lo que se suele decir. El jugador de los Pistons concede más de seis puntos en segunda oportunidad a sus rivales, además de que posee números muy malos en modificación del lanzamiento, a pesar de que pone más de dos tapones por partido.

Andre Drummond está perdiendo crédito en la ciudad del motor – fuente: Zona deportiva