El ex entrenador de los Rockets se muestra contundente al expresar que Harden no puede ser un líder en la NBA. Fuente: Getty Images

La leyenda de los Boston Celtics Kevin McHale asegura que la estrella de los Houston Rockets, James Harden, no posee las condiciones necesarias para ser un líder en la mejor liga del mundo en una entrevista para NBA TV,  canal en el que McHale es analista. “No es un líder”, sentenció el ex entrenador, que puso el acento en las deficiencias defensivas del segundo mejor jugador de la pasada temporada.

“Intentó ser un líder el año pasado, haciendo esa tarea. Pero James Harden no es un líder.” El también ex jugador de los Celtics, con los que consiguió 3 anillos en 13 temporadas, valoró muy positivamente la llegada de Chris Paul al estado de Texas: “Creo que Chris Paul va a ayudar a Harden a centrarse a mirar el aro y a ser un jugador de baloncesto fenomenal, que es lo que es, y no a intentar ser un líder en el parqué.”

McHale fue destituido en noviembre de 2015 de los Rockets tras haber firmado una extensión de contrato durante el verano tras lograr llegar a finales de conferencia la anterior campaña. Conociendo bien el vestuario Rocket, McHale añadió que los compañeros de “La barba”  se llevaban la mano a la cabeza cuando este les hablaba de la defensa. “Si James decía que tenían que jugar una mejor defensa sus compañeros se llevaban las manos a la cabeza, como diciendo que debes de estar vacilándonos. Lo viví, créanme. Cada vez que hablaba de la defensa todo el mundo se llevaba la mano a la cabeza, pensando que les estaba tomando el pelo.”

Sin embargo, McHale elogió el conjunto de habilidades del base, diciendo que es “fantástico con la pelota, un gran pasador”. “El chico tiene una visión fenomenal. Hablando de visión, James puede ver todos los pases y hacer lo que quiera.”. Aun así, concluyó que intentar liderar un equipo simplemente no es su “personalidad”.

Los Rockets aprovecharon este verano para renovar el contrato de su estrella por cuatro años más por 170 millones de dólares, que añadidos al valor de su actual contrato con la franquicia tejana asciende a un récord de 228 millones de dólares.

Harden promedió 29,1 puntos, 11,2 asistencias, 8,1 rebotes y 1,5 robos, con un porcentaje del 44% en tiros de campo en 81 partidos jugados, estadísticas que le han servido para finalizar segundo en la votación del MVP del año pasado solo por detrás del base de los Oklahoma City Thunder Russell Westbrook.