Kevin Garnett durante la temporada 2004-05 con los Minnesota Timberwolves | Fuente: Getty Images.

Han pasado 22 años desde que Kevin Garnett diese el salto a la NBA, un jugador que cambió la idea común sobre el gran jugador alto y provocó el cierre de la patronal en la temporada 1998-1999, el ícono de una década en la Liga y el desarrollo de varios fundamentos NBA.

Hace ya más de dos décadas que Kevin Garnett fue seleccionado por los Minnesota Timberwolves en la posición quinta del draft de 1995. Kevin llegó a ese día sin pasar por NCAA, es decir, Big Ticket pasó de jugar en Farragut HS a jugar en Minnesota, donde no hacía mucho tiempo había nacido una franquicia, la cual se podría decir desde el coloquio, que Kevin Garnett inventó, aportando a esta franquicia una identidad y una filosofía que tiene como línea ideológica el trabajo.

Para ser testigos del impacto de Big Ticket, tenemos que volver a finales de la primavera de 1995. Durante esas fechas los equipos programan entrenamientos, partidos y cualquier cosa que les permita descubrir a las próximas estrellas de este deporte. Kevin simplemente era uno más de esos chicos, aunque ante los ojos de los ojeadores, este chico de Carolina del Sur tenía una peculiaridad, Kevin Maurice Garnett estaba preparado para dar el salto a la NBA sin haber pasado por la liga universitaria, siendo el primer jugador en veinte años en realizar dicha jugada.

Esta jugada fue vista como todo un éxito. El nacido en Greenville, tuvo una gran carrera, llena de éxitos, siendo MVP de la liga en 2004, All Star hasta en 14 ocasiones, líder de la NBA en eficiencia y rebotes por partidos hasta en cuatro momentos o campeón de la NBA en 2008. Su jugada al ser vista como un éxito creó una oleada, todos querían hacer lo que hizo Kevin Garnett y jugadores como Kobe Bryant, Jermaine O’Neal o LeBron James realizaron la misma estratagema. La oleada de adolescentes fue tal que la NBA justo diez años más tarde estableció una edad mínima de entrada en la liga para acabar con el fenómeno creado por Big Ticket.

La mayor parte de los ojeadores quedaron impresionados. Garnett era un jugador de más de 2 metros que tiraba, botaba y pasaba como un exterior, sus cualidades eran asombrosas, los profesionales del scout no habían visto nada parecido nunca, la mayor duda de estos era que como podía encajar Garnett en la NBA de esos días, muy sencillo Kevin Garnett reinventó el baloncesto de gran altura, acabó con los mastodontes y abrió el camino a interiores más versátiles, como los que año a año fueron llegando a la mejor liga de baloncesto del mundo, sí se puede decir sin temor a equivoco que Kevin Garnett fue el pionero de los Chris Bosh, Anthony Davis, Dirk Nowitzki, etc…

En su primer año KG tuvo en rendimiento aceptable, pero no fue nada espectacular, en esa primera campaña el jugador de los Timberwolves, solo pudo firmar 10.4 PPP, 6.3 RPP, 1.6 TAP, 1.1 ROBP y 1.8 APP, su rendimiento no fue nada del otro mundo. Aún así las sensaciones eran muy buenas para un jugador que acabó la temporada con 19 años. El rendimiento de su primera campaña le hizo entrar en el segundo mejor quinteto de rookies, pero como dicen los niños en instagram: Lo mejor estaba por llegar.
La segunda temporada de Kevin Garnett fue brutal. El jugador demostró desde el primer momento de que pasta estaba hecho, el interior asombró a la liga, e incluso fue escogido para disputar el All Star Game.

Durante la temporada 97/98 Kevin Garnett siguió mejorando, Big Ticket se estaba convirtiendo en toda una estrella de la liga, los Timberwolves conscientes de lo que podía lograr ese jugador que botaba y pasaba como un base, tiraba como un alero, reboteaba como un pívot y defendía como un guerrero, le dieron un contrato no visto hasta entonces, un contrato inimaginable tan solo horas antes. Kevin Garnett iba a cobrar 127 millones de dólares durante los siguientes seis años, un contrato ni al que Michael Jordan se había podido acercar. El gran contrato del jugador de Carolina del Sur fue el motivo principal para el cierre patronal de la NBA durante la 1998-1999.

Las negociaciones entre jugadores y patronal continuaron hasta llegar a los 204 días, o lo que es lo mismo, poco más de seis meses. La NBA quedó muy tocada, los equipos no jugaron los 82 partidos de Regular Season, sino que disputaron la temporada más corta de la NBA, en la que se jugaron 50 partidos y el All Star Game quedó en el olvido. El contrato de Kevin Garnett provocó varias cosas, entre ellas, la creación de un máximo salarial y el aumento de la duración de los contratos rookies, que todavía se mantienen en cuatro años, todo eso lo provocó directamente, pero Big Ticket ridiculizó el mundo de la NBA.

Kevin Garnett siguió cargando temporadas, sumando millones y realizando grandes actuaciones, “Big Ticket” consiguió su anillo, eso si con la camiseta de los Boston Celtics, pero tras más de dos décadas en la mejor liga del mundo, se puede decir sin temor a equivocarse que “The Kid” ha sido el jugador con mayor impacto en la historia de la liga, ya que sin Kevin Garnett la NBA de estos días no se podría entender.