El jugador de los Golden State Warriors, Kevin Durant, escribía este lunes en su Twitter (equivocándose de cuenta) comentarios ofensivos hacia sus ex-compañeros de los Thunder, el cuerpo técnico y el propio equipo. 

Un día después se hizo eco en un acto público de NBC Sports y Durant tuvo que disculparse. Admitió que esas declaraciones fueron “infantiles y estúpidas”. Durant admitió tener cuentas “falsas” de Twitter en las que se autodefendía y criticaba a su ex equipo. 

“Uso Twitter para estar en contacto con los fans. Creo que es un gran modo de estar cerca de los aficionados. Pero se me fue demasiado lejos —respecto al incidente—, eso ocurre a veces cuando me meto en estos debates de baloncesto. Lo que yo realmente amo es jugar. Fui un poco demasiado lejos”

“No me arrepiento de responder a nadie o de hablar con los fans en Twitter. Me arrepiento por haber usado el nombre de mi antiguo entrenador y del equipo para el que jugué. Eso fue infantil. Fue idiota. Toda esa clase de palabras. Me disculpo por eso, y les pido perdón por hacerlo”, continuó Durant, disculpándose al que fue su equipo las pasadas temporadas.

Por último recalcó que no cortará su relación con sus fans en las redes sociales, “no pararé de conectar con mis fans. Creo que a ellos les gusta de veras y es una buena forma de que todos nos conectemos. Solo reduciré un poco (la actividad) ahora y me centraré en jugar a baloncesto. Así que quiero pasar página de esto. Ayer fue duro. Estuve realmente decepcionado conmigo mismo. Pero quiero pasar página y seguir jugando. Y también quiero seguir interactuando con mis fans”. 

Este acto está claro que repercutirá sobre el cariño que la afición muestra hacia él. Si antes lo odiaban en Oklahoma, está temporada….