HOUSTON, TX - APRIL 04: Broadcaster Steve Kerr smiles on the court before the National Championship Game of the 2011 NCAA Division I Men's Basketball Tournament between the Butler Bulldogs and Connecticut Huskies at Reliant Stadium on April 4, 2011 in Houston, Texas. (Photo by Streeter Lecka/Getty Images)

Steve Kerr ha mencionado que quiere mejorar el rendimiento de su equipo, y en todas las áreas. El movimiento del balón será esencial para los actuales campeones. El coach quiere hacer entender a su equipo que lográndolo mejorarán y tendrán eficacia perfecta dentro de la duela.

Ser mejores en todo. Los movimientos de todos los equipos en la NBA harán que la actual temporada, que está por empezar, será una de las más complicadas para ganar el campeonato. Eso lo sabe el actual coach de los Golden State Warriors, Steve Kerr, que siente la obligación de repetir lo del año pasado, pero no será fácil con las nuevas armaduras de las franquicias.

“Estamos haciendo muchos ejercicios relacionados con el pase. Hagamos lo que hagamos, siempre estamos pasando la bola. Queremos mejorar nuestra eficiencia en los pases”, argumentó Kerr. La idea es le ayude al equipo a mejorar sus porcentajes de tiros de campo. Los Warriors viven del tiro de media y de tres puntos, principalmente, con tres de los mejores en esa área.

“Tenemos tiradores tan buenos en este equipo que, si conseguimos ser más eficientes con nuestros pases, los porcentajes de tiro de campo subirán (…) Tenemos que aprovechar el hecho de que ahora contamos con un banquillo más profundo de tiradores”, explicó el entrenador campeón. La mecánica de tiro también es otro factor. Kerr, uno de los veteranos y mejores tiradores de tres de temporadas pasadas, sabe qué quiere con su equipo, y dónde quiere revolucionar el juego de los campeones.

Los Warriors ganaron 67 partidos y perdieron 15 la pasada temporada regular. Finalizaron en el primer lugar de su conferencia, y terminaron campeones al vencer a los Cleveland Cavaliers.