El futuro de Kawhi Leonard es cada vez más incierto. (CP)

La atmósfera que rodea a Kawhi Leonard desde su lesión es todo un misterio. Según los informes publicados en varias fuentes, el todavía jugador de San Antonio Spurs se mantuvo alejado del personal de su equipo al menos en una ocasión tras visitar NYC para verificar la rehabilitación de su lesión.

La relación entre el staff de la franquicia texana y Leonard no pasa por su mejor momento desde hace varios meses y así lo demuestraron unas declaraciones del propio Gregg Popovich, en las que agradece a LaMarcus Aldridge su compromiso con el equipo, mandando una indirecta al mismo Kawhi. Otras declaraciones del Head Coach acerca de la vuelta a las canchas de KL2 fueron:

“Tendrás que hacerle esa pregunta a Kawhi y a su grupo”, dijo Popovich a los periodistas. “Hasta ahora, dicen que él no está listo para irse, por lo que no podemos hacer nada hasta que eso suceda … y luego tendríamos que decidir qué está pasando desde allí. Pero eso es lo primero que debe suceder”.

Luego, Wright y Ramona Shelburne de ESPN.com informaron a principios de mayo que “los Spurs se han preocupado de que el grupo de Leonard tenga un motivo posterior para desquiciar la relación y llevar a Leonard a un mercado más grande como Los Ángeles, Nueva York o Filadelfia”.

A pesar de la situación inestable, OddsShark publicó que las últimas líneas de apuestas después de la decisión de LeBron James de unirse a Los Angeles Lakers mostrara a los Spurs como el favorito para retener a Leonard en su roster para comenzar la próxima temporada, seguido de la posibilidad de irse a Lakers , Boston Celtics  y Philadelphia 76ers.

Sin embargo, el nativo de LA, de 27 años, puede rechazar una opción de jugador en su contrato para convertirse en agente libre sin restricciones después de la próxima temporada 2018-19. Y, a menos que se repare la relación con los Spurs, firmar una extensión a largo plazo con la organización parece una posibilidad remota.