La nueva estrella de los Minnesota Timberwolves se expresa sobre sus rencillas con Fred Hoiberg, su ex-entrenador en Chicago. Fuente: Def Pen

No es ninguna sorpresa oír a Jimmy Butler lamentándose por haber jugado bajo las órdenes de Fred Hoiberg, su entrenador durante estos dos últimos años en los Chicago Bulls.

Y es que desde el 2015, año en el que llegó Hoiberg a la disciplina de los “Bulls”, Butler ha manifestado su descontento sobre varias facetas de su entrenador.

En diciembre del 2015, el alero estadounidense consideró que Hoiberg no estaba actuando con la firmeza que requería el puesto de head coach declarando: “Creo en los chicos de este vestuario, pero también creo que, a veces, deberíamos ser entrenados con más dureza”, palabras que pronunció tras una derrota en el Madison Square Garden frente a los Knicks.

En su consideración, añadió: “Lo siento, sé que Fred es un tipo relajado y le respeto por eso, pero cuando los jugadores no están haciendo lo que se supone que tienen que hacer tú tienes que imponerte”.

Sin embargo, los Chicago Bulls no levantaron cabeza en toda la temporada y se perdieron los playoffs por primera vez en 8 años, incumpliendo las expectativas de pretemporada.

El siguiente año fue un poco mejor para la franquicia del estado de Illinois, llegando a los playoffs que se le resistieron la temporada anterior, aunque fueron eliminados en la primera ronda por los Boston Celtics después de tener una ventaja de 2-0 y se percibió de nuevo como un fracaso. De hecho, ESPN clasificó a Hoiberg como peor entrenador en la liga.

Para más inri, la llegada de Tom Thibodeau a Minnesota, entrenador de Butler en su primera etapa en los Bulls, provocó que se vinculara la intención de los Timberwolves en adquirir al internacional estadounidense, hecho que sucedió justo este verano.

En una reciente entrevista que concedió Butler a Michael Pina, de Vice Sports, aclaró un poco más la situación que vivió con su ex-entrenador, admitiendo que sus diferentes personalidades llevaron a Butler a frustrarse durante su estancia en la Windy City (“Ciudad del viento”).

Me gusta la confrontación, me hace crecer. No todo el mundo es como yo, yo me alimento de ella. Fred Hoiberg no es ese tipo de entrenador, y no hay nada malo en eso. Hay diferentes estilos de entrenamiento, y ellos dirán: -“es el equipo de Jimmy”- o –“es el equipo de Fred”-. Dos extremos totalmente opuestos.”,
declaró Butler.

También comentó la situación que vivirá ahora su ex-equipo tras la pérdida de su estrella: “Ahora trataran de, o bien ganar inmediatamente o de formar un equipo joven. Eso es asunto suyo. Ahora estoy en Minnesota y no podría estar más feliz.”, concluyó.

Parece improbable que Butler sufra los mismos problemas en Minnesota ahora que el jugador de 27 años se ha vuelto a encontrar con su ex-entrenador, Tom Thibodeau.