Hace unos días, Kevin McHale, el ex-entrenador de los Houston Rockets, indicó que James Harden “no es un líder” y “no tenía temperamento”. Poco ha tardado en responder el escolta, el cual no es muy común que se meta en estos líos. La barba denominó a Kevin llamándole “payaso”. 

“Hice todo lo que me pidió y traté de liderar su equipo. Sinceramente, nunca me enseñó nada para ser un líder, pero hice un gran trabajo. Mi franquicia, mis entrenadores, puedes preguntar a alguno de todos esos tipos cómo trabajé de duro cada día para, obviamente ser un mejor jugador de baloncesto, pero también un líder”, prosiguió Harden. “Normalmente no suelo ir y venir con estas cosas en redes sociales y en entrevistas. Pero ahora voy a defenderme por mí mismo”.

Harden se dirigió al ex jugador como “se declara como la persona que es”.

“Si cara a cara me estás diciendo una cosa, que soy muy buen jugador, que tengo suerte de ser parte de este proceso, y luego unos años después justo dices lo contrario, esto demuestra tu carácter, nos enseña quién eres realmente. No soy este tipo de persona. No funciono así. No digo cosas de nadie a la espaldas o digo una cosa y luego en público cuento otra”.

Recordemos que Kevin fue despedido en 2015, desde entonces se cree que McHale está tomando represalias. “Por supuesto que no tengo nada que ver con eso”, concluyó el jugador de los Rockets.