Isaiah Thomas posando frente a los medios (Sports Illustrated)

Tras su traspaso a Cleveland Cavaliers donde cumplirá su último año de los cuatro que firmó con los Kings en 2014, Isaiah va a prescendir del que hasta ahora era su representante, Sam Goldfeder, agente de, entre otros, Blake Griffin o C.J. McCollum.

Tras una serie de complicaciones (lesión de cadera) al final se resolvió satisfactoriamente el traspaso que acababa con Irving en Celtics y el propio Thomas en Cleveland, donde se encontrará con Lebron James, agente libre el siguiente verano.

Isaiah firmó con Cavaliers en el día límite que pusieron estos para oficializar el traspaso (31 de agosto), puesto que los Cavs no quedaron satisfechos con lo que recibían teniendo en cuenta el riesgo que traía consigo su nuevo base y los Celtics añadieron otro pick. Y es que el asunto de la cadera ha dado muchos quebraderos de cabeza en Cleveland y los que vendrán.

Por eso el base de Washington ha decidido realizar este cambio para prepararse ante cualquier escenario posible el siguiente verano, donde aparecen grandes nombres en la Free Agency como el anteriormente mencionado LeBron James, o el propio Paul George.

La continuidad de Isaiah dependerá mucho de los planes que tendrán reservados para el los de Tyronn Lue y la decisión que tome The King este verano, puesto que si el base no se ve en un equipo aspirante, podría buscar un nuevo equipo donde pueda aspirar a todo.

Aun que, como bien dijo el propio Thomas, será difícil volver a ver al IT que calló la boca a todo el mundo estas dos últimas temporadas puesto que su lesión de cadera le será un lastre, pero con la entrega del de la capital y su talento, será difícil que no tenga una amplia lista de ofertas donde elegir.