Los Celtics se imponen a la buena dinámica de los Bucks de Antetokounmpo gracias a grandes actuaciones de Horford e Iriving en el antiguo “MECCA”. Getty Images

En un día de celebración para los Milwaukee Bucks, que celebraban el 50 cumpleaños de la franquicia jugando en su antiguo estadio conocido como “El MECCA“, se coló un intruso vestido de verde llamado Al Horford, quien acompañado de Kyrie Irving, causó estragos en ambos lados de la cancha permitiendo que sus Boston Celtics consumaran la revancha tras la derrota de la semana pasada en el TD Garden contra los mismos Bucks.

A priori, se podía esperar cierto favoritismo para los Milwaukee Bucks, que aún no conocían la derrota atesorando un récord de 3-1 liderados por un Giannis Antetokounmpo que nos había deleitado con tres actuaciones sublimes. El equipo dirigido por Jason Kidd siempre dio la cara y supo reaccionar en los momentos buenos de los Celtics, dirigidos por un Kyrie Irving que ayer tuvo el acierto que otros días se le echó en falta y el gran esfuerzo de Al Horford tanto en defensa frenando a “The Greek Freak”, como en ataque ofreciendo grandes números con un acierto del 80% desde la línea de tres (4/5).

Una de las claves del partido para los Celtics era tratar de parar a un Antetokounmpo que no había dado muestras de ser humano en sus tres primeros partidos promediando la barbaridad de 38.3 puntos, 9.7 rebotes, 5.0 asistencias y 2.7 robos por partido. Sin embargo, el conjunto entrenado por Brad Stevens encontró la solución para minimizar el daño que perpetraba el ala-pívot griego en la pintura encerrándose de forma organizada en el carril central donde la estrella de los Bucks solo veía una autopista que siempre culminaba con el balón dentro de la canasta.

En este apartado defensivo merecen una mención especial el ala-pívot dominicano Al Horford, el neozelandés Aron Baynes, que se jugó el tipo en una jugada evitando uno de los mates de la temporada de Antetokounmpo, y la aportación del mejorado Marcus Smart, sumado también a la intensidad ofrecida por los jóvenes Jaylen Brown y el rookie Jayson Tatum que junto con Irving aguantaron bien a los playmakers de los Bucks Khris Middleton y Malcolm Brogdon.

Pese a que en el descanso los Bucks se marcharon un punto arriba de los Celtics, no daba la sensación ni de que el equipo de Kidd estuviera cómodo, ni de que su estrella estuviera encontrando tantos espacios como en los otros encuentros jugados hasta ahora. Este presentimiento se confirmó cuando Irving, Horford y la rotación, encabezada por Smart, Baynes y Rozier, aprovecharon el acierto desde la línea de tres de Horford, la aparición de Smart y Brown y el atrevimiento en los unos contra uno de Irving ante todo un Antetokounmpo para coger una ventaja que fue imposible de alcanzar para la otra franquicia que hoy se hacía mayor, terminando el partido con un resultado de Milwaukee 89-96 Celtics.

Ficha técnica:

Milwaukee Bucks (23+21+25+20): Brogdon (15), Snell (11) Middleton (15), Antetokoumpo (28) y Make (3) -cinco inicial- Liggins (-), Monroe (8), Teletovic (3), Henson (1) y Dellavedova (5).

Boston Celtics (28+15+29+24): Irving (24), Brown (9), Tatum (12), Horford (27) y Theis (-) -cinco inicial- Smart (8), Bayne (12), Rozier (4), Larkin (-) y Ojeleye (-).