Kyrie Irving entregó su primera camiseta de los Celtics a su padre Dedrerick - Fuente: USA Today Sports

Kyrie Irving llega a Boston con una gran responsabilidad a sus espaldas, el chico de tan solo 25 años tendrá que rellenar el hueco deportivo y humano que dejó Isaiah Thomas, algo bastante complicado. Irving tiene un “papelón”, pero este aumenta, ya que el apellido Irving en Boston es muy respetado, debido a que su padre, Dedrerick es historia de los Terriers de Boston University.

Dedrerick Irving es un hombre de baloncesto, el padre de la nueva adquisición de los Boston Celtics tenía dotes para este deporte y así lo demostró en Boston University. Allí pasó cuatro temporadas universitarias, donde portó el número que llevará su hijo en los Celtics. Dedrerick es muy considerado en Boston, pero no por nada, sino porque el fue el encargado de poner a la universidad de Boston en el mapa baloncestístico.

El chico jugó cuatro años para la universidad de Boston, en estos cuatro años batió innumerables registros y se ganó el respeto de toda la ciudad. Irving padre, es miembro del salón de la fama de atletas de BU, además de que su número cuelga del techo del Agganis Arena. Este hombre es también a día de hoy el tercer máximo anotador de la historia de dicha universidad, quinto en tiros libres anotados, sexto en partidos jugados y quinto en porcentaje en 3P. Consiguió ser el MVP de su conferencia en 1988, cuando llevó a su equipo al march madness.

Los logros de Dedrerick con la camiseta de los Terriers, están al alcance de muy pocos jugadores. El padre de Kyrie, nacido en El Bronx, es pura historia del baloncesto Bostoniano, por lo que Kyrie tiene que estar a la altura del apellido.

Dedrerick Irving en un encuentro en 1987 – fuente: Boston.com