Dragic y Doncic, estrellas de Eslovenia - Fuente: FIBA

En este Eurobasket hay grandes jugadores, algunos de ellos juegan en la NBA y otros aún juegan en Europa, como es el caso de dos jugadorazos de la selección de Eslovenia, Goran Dragic y Luka Doncic.

Goran Dragic llegó a la NBA en el draft de 2008 de la mano de los Phoenix Suns. Tras pasar por Houston y volver a Phoenix, en 2014 llegó a la franquicia de Miami, donde estos últimos años está haciendo los mejores números de su carrera, en la temporada pasada, la 2016-2017 llegó a promediar 20.3 puntos (máxima anotación media en su carrera) y 5,8 asistencias,  pero a pesar de estos números no sirvieron para que su equipo entrara en Play Off, ya que su equipo quedó noveno en la liga regular.

Luka Doncic milita en el Real Madrid desde el 2012, debutó con el primer equipo a los 16 años, y en la pasada temporada fue decisivo en varios partidos a pesar de su juventud. En la Euroliga promedió 7.8 puntos y 1.8 asistencias con tan solo 18 años. Desde que debutó en el Real Madrid, cada año ha ido jugando más y mejor. En el draft del 2018 se prevé que veamos a Luka en el top 5 de los elegidos.

Este año en el Eurobasket han tenido la fortuna de coincidir, las lesiones y sus equipos los han respetado y parece que los podremos disfrutar viéndolos jugar juntos. De ante mano hemos de saber que la selección eslovena no tiene grandes estrellas, exceptuando a Goran y Luka, los jugadores más conocidos son Anthony Randolph (Real Madrid), Vidmar (Fenerbache) o Prepelic (Olimpija Ljubljana). El grupo que le ha tocado al combinado esloveno no es el más fácil ya que tendrá como rivales a selecciones como Francia o Grecia, que a pesar de sus bajas siguen siendo muy peligrosas.

En el partido inaugural, Eslovenia ganó a Polonia (90-81) con una gran actuación de sus dos grandes estrellas, Dragic mostró su mejor cara anotando 30 puntos y Doncic con 11 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes consiguieron derrotar a una Polonia que mostró ser un rival fuerte. Su segundo duelo frente a Finlandia se resolvió de la misma manera, Dragic sumó 29 puntos y 5 asistencias mientras que Doncic 8 puntos y 8 rebotes, Eslovenia acabó ganando 78-81 a la selección del rookie de los Bulls. El 3 de septiembre Eslovenia se tuvo que enfrentar a Grecia, y volvieron a a aparecer los de siempre, Dragic sumó 20 puntos y Doncic 22 puntos y 5 rebotes, gracias a ambos Eslovenia sumó la tercera victoria consecutiva y dejando la clasificación para la siguiente ronda medio lista.

Parece que esta dupla ahora mismo no tiene techo, en los siguientes días de torneo veremos hasta dónde son capaces de llevar a su país en este Eurobasket repleto de grandes estrellas.