Derrick Rose sentado en el banquillo del United Center antes de un partido como local; 12 Diciembre, 2011 | Fuente: Getty Images

Los aficionados en Chicago lo veían como la nueva esperanza de la franquicia, fue el jugador más joven a día de hoy en ganar el MVP y mostraba dotes impresionantes en la duela, sin embargo, las lesiones terminaron por mermar su carrera. En este verano se marchó a Cleveland por el mínimo, buscando un segundo aire.

Derrick Martell Rose, nacido un 4 de octubre de 1988 en la ciudad de Chicago, Illinois, es un basquetbolista profesional que juega la posición de base en los Cleveland Cavaliers.

Desde su etapa como jugador colegial, Rose ya mostraba su talento con la Universidad de Memphis, y era considerado como un gran prospecto según varios analistas. Durante su último año como jugador universitario, logro llevar a los Tigers de Memphis a ser el sembrado número uno en la Región Sur, a pesar de sus grandes actuaciones, caerían en la final ante los Kansas Jayhawks en tiempo extra.

2008 – 2009: Novato del año

Rose fue nombrado novato del año. Vía: NBA

Rose seria seleccionado primero global en el Draft 2008 por el equipo de su natal Chicago, y desde su llegada, el jugador causo impacto inmediato en los aficionados de los Bulls, quienes estaban sedientos de gloria luego de aquellos años mágicos de Michael Jordan, Scottie Pippen, etc.

Solo al llegar, obtuvo el galardón de novato del mes de la conferencia este en los meses de noviembre y diciembre, la afición comenzaba a ilusionarse.
Durante el Fin de Semana de las Estrellas, Rose jugó en el Rookie Challenge, y ganó el Skills Challenge, donde venció a varios All-Stars para convertirse en el primer novato en reclamar el trofeo. Por si fuera poco, nuevamente en marzo, obtendría el galardón de mejor novato del mes.

A la postre Rose ganaría el galardón como novato del año uniéndose a Michael Jordan (1985) y Elton Brand (2000) como los únicos Bulls que lo habían conseguido. Además, fue seleccionado al NBA All-Rookie First Team.

Chicago entraría a los Playoffs como sembrado número siete y tendría que verse las caras ante los renovados Celtics de Boston del Big-Three. A pesar de ello, Rose tuvo sensacionales actuaciones, destacando la del primer partido donde anotaría 36 puntos igualando la marca de Kareem-Abdul Jabbar como el novato con más puntos en su debut en Playoffs. Boston se llevaría la serie cuatro juegos a tres, sin embargo, las sensaciones dejadas por Rose en Chicago, alimentaban la ilusión de sus aficionados.

2009 – 2010: Temporada All Star y primeros indicios de lesiones
Rose había dejado la vara muy alta para su segundo año en la NBA, toda vez que, en su temporada de novato, demostró su valía como primera selección global.

Sin embargo, durante el primer partido de la pretemporada sufriría una lesión que lo marginaría por el resto de dicha pretemporada. A pesar de ello, Rose pudo disputar el primer partido de temporada regular frente a los Spurs, aunque se vio limitado en cuanto a minutos en la duela.

Durante los siguientes meses, el base seguía aquejando molestias en el tobillo, pese a ello, cuando logro mejorarse, volvió a mostrar el nivel esperado por los aficionados de Chicago.

A inicios del año 2010, el jugador sería elegido para participar en el All-Star Game como reserva de la conferencia este. Siendo el primer jugador de los Bulls en ser seleccionado desde Michael Jordan en 1998. Rose tendría una participación discreta en el partido.

Chicago volvería a los Playoffs con un récord de 41-41 y clasificando en el octavo sembrado, rápidamente serian eliminados por los Cavaliers cuatro juegos a uno, despidiendo una temporada sumamente irregular.

A pesar de todo, Derrick Rose continuaba surgiendo como una gran estrella y según ESPN, su jersey fue el cuarto más vendido solo por debajo de grandes estrellas como LeBron James, Kobe Bryant y Dwight Howard.

2010 – 2011: MVP y Bulls sembrados número uno

Rose llego a ser nombrado MVP de la liga. Vía: SLAM

Llegaría el momento de la consumación del oriundo de Chicago como un jugador de elite en la liga.

En el segundo partido de su equipo en la temporada Rose anotaría 39 puntos frente a los Pistons, y tan solo dos días después ayudaría a su compañero Luol Deng a anotar 40 puntos contribuyendo con 13 asistencias frente a Portland. Además, Rose lidero al equipo a su primera victoria sobre los Lakers desde diciembre del 2006 con 29 puntos.

El 17 de enero de 2011, sería un día histórico para Rose, pues firmaría su primer triple-doble con 22 puntos, 10 rebotes y 12 asistencias sobre los Grizzlies. En este punto, no había dudas de quien sería el base titular por la conferencia este en el All-Star Game.

Y si de días importantes hablamos en la carrera de Rose, el 17 de febrero del mismo año, Rose sellaría su mejor actuación en cuanto a puntos se refiere, pues frente a los Spurs, se destaparía con 42 puntos. El 26 de marzo tuvo 17 asistencias frente a los Bucks, máxima cantidad en su carrera.

Al final de la temporada 2010-11 los Bulls terminaron con un récord de 62-20 liderando la liga. Fue la primera temporada con más de 60 victorias de los Bulls desde 1997-98 y la sexta en la historia de la franquicia. Al final de la temporada, Rose se convirtió en el tercer jugador desde la temporada 1972-73 de la NBA en registrar 2.000 puntos y 600 asistencias en una sola temporada. Los otros dos jugadores habían sido LeBron James y Michael Jordan.

No había duda de quién sería galardonado con el MVP. El 3 de mayo, Rose fue nombrado el Jugador Más Valioso de la NBA, uniéndose a Michael Jordan como los únicos jugadores que recibieron el premio en la historia de Chicago Bulls. A los 22 años y 6 meses de edad, Rose también se convirtió en el jugador más joven en recibir el premio (Wes Unseld, anteriormente fue el MVP más joven, ganando el premio en 1968-69 a la edad de 23 años, 2 meses).

En los Playoffs del 2011, los Bulls derrotaron a los Pacers y a los Hawks en las dos primeras rondas. Para su mala fortuna, se tendrían que enfrentar al Heat en las Finales de Conferencia. Aquel equipo de Miami era liderado por LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. Los Bulls perdieron la serie en cinco partidos.

Durante los playoffs de 2011, Rose promedió 27.1 puntos por partido, pero sólo acertó un 39% de tiros de campo y un 24% desde la línea de tres puntos.

No había dudas, Rose se había convertido en un jugador élite, la afición en la ciudad de los vientos aclamaba por su nueva superestrella y la liga veía surgir a un nuevo jugador que podría marcar la historia de la NBA.

Rose enamoraba a propios extraños, no hacía falta ser aficionado de los Bulls para admirar a un jugador con un gran pase, liderazgo y visión de campo. Parecía que estábamos a punto de presenciar una nueva época dorada de los Bulls, liderada por su hijo prodigo.
Lamentablemente, no sería así, y a continuación comenzaba una catástrofe en la carrera del MVP más joven en la historia.

2011 – 2012: Extensión millonaria y la lesión que lo cambio todo
Chicago continuaba dominado de la mano de Derrick Rose, y por supuesto, un gran contrato para la superestrella del equipo estaba por venir.

En diciembre de 2011, Rose firmó una extensión de contrato de cinco años con los Bulls por 94,8 millones de dólares. El contrato comprendía el 30 % del tope salarial de Chicago, el máximo permitido bajo una regla llamada “Regla Derrick Rose” incluida en el Acuerdo de Negociación Colectiva de la NBA en el año 2011.

Rose fue elegido como titular para el All-Star Game por segundo año consecutivo. Fue el segundo jugador más votado solo detrás de la gran estrella del Orlando Magic, Dwight Howard.

Sin embargo, solo logro disputar 39 partidos debido a las lesiones que lo aquejaron durante toda la temporada. A pesar de ello, ayudó a Luol Deng a convertirse en un All-Star por primera vez en su carrera.

Chicago terminaría como sembrado número uno de la Conferencia Este, y nuevamente la ilusión se desbordaba en la ciudad de los vientos.

El día que lo cambio todo

Rose sufrió una dura lesión que cambio por completo su carrera. Vía: GettyImages

Día: 28 de abril del año 2012
Lugar: United Center, Chicago

Restaba 1 minuto y 22 segundos por jugar, cuando la tragedia, sacudió a Chicago.

Liderando el partido por 12 puntos, los Bulls tenían en la bolsa la primera victoria de los Playoffs frente a los Sixers de Philadelphia. Sin embargo, su gran estrella Derrick Rose se lesionaría la rodilla izquierda al intentar dar un salto. El jugador fue asistido inmediatamente por el cuerpo médico de los Bulls, mientras la angustia en los aficionados crecía luego de ver a su líder salir en muy malas condiciones.

Horas más tarde, una resonancia magnética confirmo la noticia que devastaría a todo un pueblo. Derrick Martell Rose se había roto el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda y se perdería el resto de los Playoffs.

Lo peor de todo: el jugador tendría un tiempo de recuperación de 8 a 12 meses, por lo que su participación en la próxima temporada, también había acabado sin siquiera comenzar.

Golpeados moralmente por la lesión de Rose, los Bulls se fueron a casa en seis partidos frente a los Sixers.

2012 – 2013: Un año sin jugar
Después de realizarse la cirugía correspondiente y de tomar el tiempo necesario para su recuperación, Rose volvió a las prácticas de contacto completo en enero de 2013 y fue aprobado por el médico para jugar en marzo de ese mismo año, pero no vería participación en un solo partido durante la temporada 2012-13 para evitar alguna recaída.

A pesar de la ausencia de Rose, los Bulls fueron sembrados número cinco, y avanzaron a las semifinales de la Conferencia Este, donde serian eliminados ante los eventuales campeones, el Miami Heat.

2013 – 2014: El esperado regreso y una nueva lesión
El esperado regreso de Rose llegó el 5 de octubre de 2013, en un partido de pretemporada contra los Indiana Pacers. A pesar de un inicio lento, el jugador comenzó a familiarizarse nuevamente en la duela.

“Creo que ahora soy más explosivo, me gusta llegar a la línea de tres, creo que puedo recibir contacto un poco mejor y, en lo que respecta a saltar, creo que puedo hacerlo aún más alto. Aumenté 5 pulgadas.” Fueron las declaraciones de Rose durante la pretemporada.

Su primer partido oficial fue en la derrota 107-95 contra el campeón defensor Miami Heat el 29 de octubre, viéndose sumamente ineficaz en sus tiros de campo. Dos días más tarde, jugó su primer partido oficial en casa contra los Knicks de Nueva York, anotando la canasta ganadora mientras sonaba la chicharra.

Rose se veía sumamente ineficaz, no era el mismo de otras temporadas, y por momentos se le notaba incomodo, parecía haber perdido la magia y la confianza en si mismo. Para muestra un partido frente a los Sixers donde perdió ocho veces el balón.

Una nueva lesión lo margina.

Derrick Rose solo participaría en diez partidos de la temporada. Vía: Chicago Bulls

El 22 de noviembre, Rose se lesionó la rodilla derecha durante un partido contra los Portland Trail Blazers. Una resonancia magnética al día siguiente confirmó que Rose se había desgarrado el menisco de su rodilla derecha por lo que la cirugía era necesaria.

El 25 de noviembre, Rose se sometió a una cirugía en el menisco. El mismo día, los Bulls anunciaron que Rose estaba fuera por lo que restaba de la temporada, después de una cirugía exitosa.

Chicago alcanzo los Playoffs como cuarto sembrado, sin embargo, serian eliminados rápidamente por los Wizards de John Wall y compañía.

2014 – 2015: Regreso a Playoffs y una temporada titubeante
Rose volvería a la duela el 29 de octubre frente a los Knicks en la apertura de la nueva temporada. Continuaría la campaña de manera cotidiana, y el 14 de enero firmaría una magnífica actuación frente a los Wizards.

Un mes más tarde, sin embargo, Rose tendría que ser descartado debido a una lesión de rodilla nuevamente.

El 24 de febrero, se anunció que el jugador tendría que visitar nuevamente el quirófano, para ser intervenido de su rodilla derecha. Fue descartado de manera indefinida.

Las alarmas volvieron a sonar en Chicago, pues un examen, además de una posterior resonancia magnética confirmaron un desgarro medial en el menisco de la rodilla derecha, la misma lesión que había sufrido el año pasado frente a Portland, y que lo margino toda la temporada. El 27 de febrero, se consideró la posibilidad de que el jugador pudiera volver para el tramo final de la temporada después de someterse a una cirugía exitosa y quedar descartado únicamente de cuatro a seis semanas.

Rose volvió a la acción el 8 de abril después de una ausencia de 20 partidos, y lo haría en la derrota de su equipo frente al Orlando Magic.

El 18 de abril, Rose jugó en su primer juego de Playoffs desde aquel 2012 donde rompió el ligamento cruzado anterior.

Se enfrentarían a los Bucks en primera ronda, donde Rose lucio sumamente participativo y nuevamente volvía a mostrar destellos de gran calidad.
En semifinales de conferencia se medirían a los Cavaliers, y Rose con un disparo de tres puntos contrarreloj, le daría la victoria a los Bulls en el partido tres de la serie para darle la ventaja a Chicago de 2-1.
Sin embargo, los Cavaliers ganaron los tres partidos siguientes para llevarse la serie en seis juegos.

A pesar de ello, las esperanzas de ver a un Rose sano la siguiente campaña, ilusionaba a la afición de los Bulls, sin saber lo que venía.

2015 – 2016: Ultima temporada en Chicago

Rose se vio obligado a utilizar una mascara facial. Vía: GettyImages

Una rotura de hueso orbital durante la pretemporada vio a Rose comenzar la temporada regular usando una máscara facial.

El 5 de noviembre, con 29 puntos, Rose lidero la victoria de los Bulls frente al Thunder, dando muestras de aquel jugador que enamoro a la ciudad de Chicago con grandes actuaciones, y parecía que el MVP quería volver.

El 18 de diciembre, anotó 34 puntos, su máximo de la temporada en la derrota de Chicago 147-144, partido que se alargó hasta el cuarto tiempo extra ante los Pistons de Detroit.

A pesar de que Rose, pudo mantenerse sano la mayor parte de la temporada, Chicago se quedaría fuera de los Playoffs por primera vez desde la temporada 2007-2008, asistiendo durante 7 años consecutivos.

Esto a la postre, significaría la salida de Derrick Rose de la franquicia de Illinois.

2016 – 2017: Traspaso a los Knicks

Rose solo duraria un año con los Knicks. Via: Sports Illustrated

El 22 de junio de 2016, Rose fue cambiado, junto con Justin Holiday y una selección de segunda ronda del Draft 2017, a los Knicks de Nueva York. Esto, a cambio de José Calderón, Jerian Grant y Robin López.

Hizo su debut para los Knicks en el primer partido de la temporada el 25 de octubre contra los Cleveland Cavaliers logrando 17 puntos, en una actuación irregular.

El 4 de noviembre, Rose regresó a Chicago por primera vez como miembro de los Knicks anotando 15 puntos y 11 asistencias, en la victoria sobre su ex equipo.

Durante los siguientes meses, Rose continuaba dando actuaciones irregulares, era habitual que en un partido encabezara al equipo, y en otros no apareciera en la duela.

El 10 de enero de 2017, Rose fue multado con una cantidad no revelada después de que supuestamente el jugador voló a Chicago para estar con su madre, pero no notificó a los oficiales del equipo antes de su juego contra los Pelícanos de Nueva Orleáns el 9 de enero.

El 2 de abril de 2017, fue descartado para el resto de la temporada después de romperse el menisco en su rodilla izquierda, lo que obligó a una cuarta cirugía de rodilla en su carrera de nueve años.

2017 -: Llegada a Cleveland en busca de nuevos aires

Derrick Rose buscara nuevos aires en Cleveland. Via: NBA

Solo un año después de su llegada a los Knicks, el conjunto de la gran manzana decidió rescindir el contrato de Rose, por lo que el jugador se convirtió en agente libre.

Fueron varios los equipos interesados en hacerse de los servicios del jugador, entre los cuales estaban Cavaliers y Lakers, además del equipo de su natal Chicago.

Finalmente, Rose decidió poner rumbo a Cleveland donde compartirá escenario con LeBron James. Fue firmado únicamente por un año y por la cantidad mínima.

Sin duda alguna la historia de Derrick Rose en la NBA ha sido muy sufrida. Sus primeros años ilusiono a toda una nación que vio en sus filas a jugadores del calibre de Michael Jordan.

Depositaron en Rose, sus esperanzas de un nuevo anillo, y por la calidad del jugador, parecía ser que podía llegar a lo más alto de la historia de este deporte. Sin embargo, las lesiones fueron mermando la carrera del oriundo de Chicago, a tal grado que paso de firmar un contrato sumamente lucrativo en Chicago, a tener que firmar por el mínimo en Cleveland.

Los atletas de alto rendimiento están expuestos a lesiones a lo largo de su carrera, cualquier deportista puede sufrir a causa de este mal, hay algunos que logran mantenerse sanos la mayor parte de su carrera, otros corren con menos fortuna como Rose.

A pesar de ello, muchos anhelamos ver a aquel Rose que llego a lo más alto ganando el MVP, aquel Rose que destilaba magia por la cancha. Mientras tanto, esperemos que en Cleveland pueda tomar un segundo aire.