Aunque era una noticia muy esperada tras el final de la pasada temporada, David Lee esperó para anunciar oficialmente su retirada. En esta ocasión no ha sido a través de un comunicado o de una rueda de prensa.

El ala-pívot lo ha hecho en un post en su perfil de Instagram, en el que ha publicado fotografías junto a su pareja y varios amigos celebrando su propia retirada en una fiesta sorpresa que le organizó su novia, la tenista danesa número tres del mundo Caroline Wozniacki, con la que se prometió el mes pasado.

(David Lee/Instagram)

A sus 34 años los problemas físicos han acelerado el final de una carrera deportiva repleta de éxitos. Cabe mencionar que durante la pasada campaña sufrió una grave lesión en su rodilla izquierda vistiendo la camiseta de los San Antonio Spurs.

Seleccionado en la posición número 30 del Draft de 2005 por los Knicks desde la universidad de Florida, pronto se ganaría el cariño de la afición de Nueva York por su energía e ímpetu en la pista. Le costó hacerse sitio, pero cuando lo hizo rompió récords en la Gran Manzana, convirtiéndose en uno de los interiores más destacados de la Conferencia Este.

En 2010, la que sería su última y más importante campaña con los Knicks, brilló con luz propia con 20.2 puntos, 11.7 rebotes y 3.6 asistencias por noche. Es el cuarto jugador de la historia de la franquicia en promediar 20 puntos, 11 rebotes y 3 asistencias en una temporada completa junto a leyendas como Pat Ewing, Bob McAdoo y Walt Bellamy. Aquel año también sería seleccionado para disputar su primer All-Star Game.

Ese mismo verano puso rumbo a los Golden State Warriors tras el fichaje de Amare Stoudemire por los Knicks. Su andadura con el equipo de San Francisco comenzó muy bien.
El mejor baloncesto de Lee llegó durante esta etapa de cinco temporadas con los Warriors, allí fue All-Star y le incluyeron en el tercer equipo de la NBA en 2013, destacando como uno de los mejores hombres ofensivos de la liga. Sin embargo, una inoportuna lesión y la explosión de Draymond Green provocaron que perdiera sus galones en el quinteto titular de Steve Kerr.

Pese a su restricción de minutos en pista, fue una parte importante del anillo de campeón que lograron en 2015 derrotando en las Finales a Cleveland Cavaliers por 4-2.

Siendo ya campeón de la NBA, los Warriors tratando de descargar su salario dado su papel limitado en el equipo, lo traspasaron a Boston, donde jugó media temporada antes de aterrizar en febrero en los Dallas Mavericks.

En Dallas, Lee regresó a un rol de alta eficiencia dentro del ataque y encontró su papel como jugador disputando una media de 17.3 minutos sobre la pista.

En el verano de 2016 firmó con los San Antonio Spurs.
Sus estadísticas de la temporada pasada con los Spurs también fueron sólidas, participando en un total de 79 partidos, y promediando 7.3 puntos y 5.6 rebotes por noche, aunque ocupando un rol más defensivo.

Cuando al finalizar la temporada Lee rechazó su opción de renovar su contrato parecía probable que un equipo lo fichara para un papel similar, como hombre veterano saliendo desde el banquillo, pero sin ofertas reales sobre la mesa la decisión de Lee de retirarse se volvió más real.

David Lee deja atrás una carrera con unos promedios de 13.5 puntos, 8.8 rebotes y 2.2 asistencias en 29.3 minutos de juego, disputando 829 partidos oficiales (505 como titular) durante 12 temporadas con cinco equipos.

Ahora ya lejos de las canchas, tendrá todo el tiempo para poder dedicarse a preparar la boda junto a su futura esposa y podrá seguirla en su carrera por el circuito de tenis de la WTA, una de las razones que le llevó a tomar su decisión.

(Clive Brunskill/Getty Images)