Klay Thompson fue el máximo anotador del encuentro con 27 puntos y un fantástico 5/8 en triples. Fuente: Soobum Im (USA TODAY Sports).

 

Los San Antonio Spurs recibían a los Golden State Warriors en el AT&T Center en el que era el primer duelo entre ambos equipos después de que la franquicia de California barriera por 4-0 a los de Texas en las pasadas Finales de la Conferencia Oeste. Una serie protagonizada por la polémica lesión que sufrió Kawhi Leonard al caer sobre el pie de Zaza Pachulia. Precisamente, Leonard que no pudo disputar el choque al encontrarse todavía de baja por una lesión en el cuádriceps que le ha impedido debutar esta temporada.

El partido comenzó muy bien para los locales y los hombres de Gregg Popovich lograron adelantarse rápidamente en el marcador. LaMarcus Aldridge tomó la responsabilidad ofensiva del equipo y anotó 11 puntos en el primer cuarto. Los Spurs, que no están teniendo acierto desde la larga distancia este inicio de temporada, lograron un 6/13 en triples en los primeros 12 minutos de partido.

No obstante, la clave de la ventaja local estuvo en la defensa. San Antonio provocó 4 pérdidas de los Warriors y puso 5 tapones a los hombres de Steve Kerr, a quien los árbitros pitaron una falta técnica. Cuatro de estos tapones fueron a un Kevin Durant que estuvo negado en ataque y que finalizó el primer período con sólo 2 tiros libres anotados.

Golden State perdía por 31-12 a poco de finalizar el cuarto y sólo Klay Thompson demostraba puntería de cara al aro. Pero estos Warriors tienen momentos mágicos. Y Stephen Curry, que tuvo un susto minutos antes al caerle Pau Gasol encima de su pierna, tuvo uno de esos momentos. El base anotó 8 puntos en un parcial de 2-12 favorable a los californianos que cerró el primer cuarto con un marcador de 33-24.

Stephen Curry anotó 8 puntos en un buen parcial a favor de los Warriors al final del primer cuarto.
Fuente: Eric Gay (AP Photo).

El segundo período empezó con un intercambio de canastas que favorecía a los chicos de Popovich. Durant seguía fallando tiros y anotó su primer tiro de campo cuando faltaban menos de 4 minutos para el descanso. Había errado sus anteriores 8 intentos. Pasado el ecuador del segundo cuarto, Draymond Green se puso a repartir juego y los Splash Brothers se encargaron de ejecutan las jugadas. Green llegó al descanso con 6 asistencias y Curry y Thompson con 15 y 17 puntos, respectivamente. Lo que mantenía por delante a los Spurs era el rebote ofensivo. Los locales consiguieron hasta 10 rechaces en ataque en la primera mitad, por sólo 1 de sus rivales. De este modo, el partido llegó al descanso con un 55-50 para los tejanos.

Tras el descanso, el partido se reanudó con el ritmo que impusieron los visitantes. Draymond Green anotó su primer triple en la primera posesión y Curry aportó en muchas facetas. Pero el punto de inflexión fue el cambio de Durant. El alero anotó un triple que puso por delante en el marcador por primera vez a los Warriors cuando se habían jugado 2 minutos del tercer cuarto. Durant, que llevaba un triste 1/9 en tiros de campo, firmó en el tercer período 15 puntos con un 6/7 en tiros de campo y un 2/2 en tiros libres.

Las cosas empezaban a no salirle a unos Spurs que veían como ya no capturaban rebotes en ataque con tanta facilidad y cuya defensa se vio superada por el movimiento de balón de Golden State y por la inspiración de cara al aro de Durant, que había dejado atrás los problemas de la primera mitad. San Antonio encajó 34 puntos en el tercer cuarto y se fue abajo en el marcador por 78-84 antes de empezar los últimos y decisivos 12 minutos.

Klay Thompson, que había estado poco participativo en el tercer cuarto, empezó como un tiro el último período. El escolta anotó 7 puntos en 5 minutos que abrieron una importante brecha en el marcador. El único jugador local que pudo seguirle el ritmo fue Bryn Forbes, que no había jugado ni un minuto de los 36 anteriores. El jugador de segundo año anotó otros 7 puntos cuando se llegó a la jugada más polémica y tal vez decisiva del choque, a falta de menos de 5 minutos para finalizar el compromiso.

Con los Spurs 9 puntos abajo, los árbitros no pitaron unos supuestos pasos de Jordan Bell en una jugada que acabó con un triple de Patrick McCaw. Esa decisión enfureció a Popovich, que fue expulsado por doble técnica. Los 14 puntos de desventaja que supusieron el triple de McCaw y los dos tiros libres anotados por Curry fueron demasiado para unos Spurs que no consiguieron levantarse del golpe. Y así se llegó a los minutos de la basura, donde los menos habituales pudieron disfrutar un rato para dejar el marcador final en un abultado 92-112 favorable a los Warriors.

Gregg Popovich fue expulsado por doble técnica en el último cuarto.
Fuente: Eric Gay (AP Photo).

En el plano estadístico queda plasmado que LaMarcus Aldridge estuvo muy solo en el ataque de los Spurs. Anotó 24 puntos, pero sólo Kyle Anderson, con 16, y Pau Gasol, con 11, lograron dobles dígitos en anotación. El Big Four de los Warriors marcó las diferencias al anotar 88 puntos de los 112 totales de su equipo. Klay Thompson fue el máximo anotador del choque con 27 tantos (y un 5/8 en triples), pero estuvo bien acompañado por Kevin Durant (24) y Stephen Curry (21). Precisamente, Durant y Curry fueron los máximos reboteadores de su equipo, con 8 capturas cada uno. En los Spurs, Aldridge logró 10 rebotes. En defensa, destacaron Curry con 3 robos y Durant con 3 tapones.

Sin embargo, la diferencia estuvo en el movimiento de balón. Los Warriors anotaron 43 tiros de campo y 30 de ellos vinieron precedidos de una asistencia, lo que supone casi un 70% de canastas tras asistencia. En los Spurs, en cambio, el porcentaje baja hasta el 56%. De los 34 tiros de campo que anotaron, 19 fueron tras pase de canasta. Destacó, como es habitual, Draymond Green en esta faceta, que repartió 7 asistencias, siendo uno de los 10 jugadores visitantes que sumaron por lo menos una. En los Spurs, los máximos asistentes fueron Kyle Anderson y Danny Green, con 4 pases de canasta cada uno.

Ficha técnica del partido:

92 – San Antonio Spurs (33+22+23+14): Mills (6), Green (8), Anderson (16), Aldridge (24) y Gasol (11). Murray (4), Ginóbili (6), Gay (9), Paul (1), Forbes (7), White (0) y Bertrans (0). Entrenador: Gregg Popovich.

112 – Golden State Warriors (24+26+34+28): Curry (21), Thompson (27), Durant (24), Green (16) y Pachulia (4). McGee (0), Iguodala (5), Livingston (0), McCaw (9), West (2), Bell (2), Young (0) y Casspi (2). Entrenador: Steve Kerr.

Árbitros: Eric Dalen, Marc Davis y Courtney Kirkland.

AT&T Center (18.418 espectadores).