Conociendo la próxima camada

La NCAA estrena pelotas - fuente: NCAAB
La temporada de la NBA se va acercando y con ella también se acerca el inicio de la temporada universitaria, por lo que no hay que perder de vista a las futuras estrellas de la NBA.
La temporada universitaria 2017-2018 está a la vuelta de la esquina, por lo que debemos hacer los deberes e ir apuntando los principales nombres. En esta temporada veremos a unos Duke Blue Devils muy fuertes, a unos Kentucky Wildcats aspirantes a todo, a unos equilibrados Arizona Wildcats y a unos Missouri Tigers con ganas de hacer historia.

Jugadores a seguir:

Guards: Collin Sexton, Trevon Duval, Garry Trent, Bruce Brown y Troy Brown
Forwards: Michael Porter, Marvin Bagley, Jaren Jackson, Miles Bridges y Kevin Knox
Centers: DeAndre Ayton, Mo Bamba, Brandon McCoy, Mitchell Robinson y Wendell Carter
Guards:
Collin Sexton (Alabama): Para muchos el que a día de hoy es el mejor base del próximo draft, es un gran anotador, el de Georgia hace gala de un gran juego de media distancia o en transición donde se muestra muy agresivo, atacando siempre el contacto. Defensivamente Sexton es muy activo, en HS ya ha demostrado su capacidad para robar pelotas, aportando gran cantidad de robos y demostrando que sabe defender. Lo que más llama la atención de este base, es su espectacularidad, Collin es un jugador muy estético y siempre busca el gozo del espectador.
Trevon Duval (Duke): Trevon Duval es uno de los mejores Guards de esta camada, el chico que jugará para los Blue Devils, destaca por su habilidad con la pelota y velocidad, siendo un jugador muy peligroso en penetración y 1vs1. Su juego de media distancia es muy bueno, pero la muñeca le tiembla cuando sale a la línea de tres puntos, siendo esto una de las cosas que debe de mejorar. La visión de juego de este chico parece ser buena, pero la toma de decisiones es algo que debe mejorar. En cuanto a la defensa Duval tiene un gran potencial, ya que sus cualidades físicas le pueden brindar la ocasión de ser un defensor de élite.
 
Garry Trent Jr. (Duke): El jugador de los Blue Devils es un anotador puro. Su gran estatura y sus capacidades técnicas son lo más destacable de este jugador, sin tener en cuenta la pasión con la que juega. Trent puede ser uno de los mejores anotadores de esta camada, pero para eso, debe de mejorar la toma de decisiones. Su estilo de juego es bastante individualista, algo que debe cambiar, ya que amasa demasiado la pelota y congela a sus compañeros. En la faceta defensiva el jugador deja muchas dudas, no es jugador intenso y en el paso vertical, es algo lento, pero tiene un gran instinto para robar balones.
 
Bruce Brown (Miami Fl.): Bruce Brown es el líder de los Hurricanes, el jugador de segundo año nunca ha sido tenido en cuenta, pero el escolta de los de Miami, ha demostrado una capacidad de mejora brutal, siendo uno de los Sophomores más interesantes de la liga. Ofensivamente Bruce aprovecha su explosividad cuando hay espacios, además el jugador de 1,91m es un gran finalizador, por lo que en transición Brown es un gran jugador, además también tiene una gran muñeca que le permite sumar de tres con facilidad. Lo mejor de Bruce Brown es que es un Two-Way, es decir, un jugador capaz de decidir en ambos lados de la cancha. Su gran defensa, es en parte gracias a su velocidad y a su timing para robar y taponar, por lo que también resulta espectacular.
Troy Brown (Oregon): El jugador de los Ducks es un jugador humilde, con un gran marco físico. Este jugador genera la mayor parte de las ventajas gracias a su facilidad para finalizar en las proximidades del aro, pero ofensivamente lo más destacado de este escolta es su gran IQ, ya que es un jugador muy inteligente y no le gusta amasar la bola demasiado. El juego perimetral de Troy Brown tiene margen de mejora, este jugador es algo inconsistente desde el lanzamiento de tres, pero si es cierto que en su último año ha mostrado ya una mejora. Una de las cosas que más gustan de este jugador es su actitud en el lado defensivo, pero además de eso Troy Brown tiene las herramientas suficientes para ser un gran defensor.
 
Forwards:
Michael Porter Jr. (Missouri): Michael Porter Jr. es considerado el mejor prospect de este draft. El jugador que se comprometió con los Tigers, es una bestia física, mide 2.08m, pesa 97 Kg y posee una envergadura de 2.13m por lo que tiene un marco físico espectacular. Ofensivamente el jugador de los Tigers es muy bueno, es muy veloz y posee un gran juego de media distancia, gracias a su rapidez de pies. Además Michael Porter tiene un buen manejo de la pelota, lo que sumado a unos grandes muelles y a una gran cantidad de recursos cerca del aro, le hacen un jugador muy peligroso con espacios. Michael Porter debe de mejorar desde la línea de tres, aunque no es mal jugador desde ahí, pero es inconsistente. En defensa Porter ha de ganar peso, ya que suele sufrir contra jugadores de su misma posición, ya que tiene un peso por debajo del promedio de la posición.
 
Marvin Bagley III (Duke): Marvin Bagley es el jugador que más morbo suscita de esta camada. El joven se reclasificó en esta clase, dejando de lado su año senior en high school. Bagley es un jugador muy versátil que destaca por sus cualidades físicas, tiene una gran altura (2,11m), una gran envergadura (2,15m) y un peso (95Kg) que le permite ser un jugador tan versátil. La versatilidad de este chico llega a grandes límites, el jugador nacido en Arizona bota de forma espectacular, ve muy bien los espacios y tiene gran facilidad para anotar, aunque debe de mejorar el lanzamiento desde larga distancia. Este chico de tan solo 18 años, también tiene buenas herramientas cerca del aro, donde destaca su timing para coger rebotes y poner tapones. Defensivamente Bagley tiene buenos fundamentos y su velocidad, sumada a su envergadura le permite defender muchas posiciones, pero su bajo peso le castiga contra rivales más robustos.
 
Jaren Jackson Jr. (Michigan St.): Jaren Jackson es otro ejemplo más de versatilidad, el jugador de los Spartans es un jugador veloz, con buenos movimientos y con una buena muñeca, a pesar de que la mecánica de lanzamiento es extraña y algo lenta. Además de ser un jugador con facilidad para sumar canastas, Jaren es un jugador muy desarrollado físicamente. A sus 17 años, este chico posee unas medidas extraordinarias, ya que mide 2.08m, tiene una envergadura de 2.25m y pesa 103 Kg, lo que permite al jugador ser tan veloz. La gran envergadura que posee, le facilita la tarea en la lucha en los cristales, pero tiende a salirse mucho de la zona, por lo que no es un buen reboteador. En el costado defensivo, Jaren tiene mucho margen de mejora, pero ya ha demostrado ser bastante útil defendiendo posiciones mucho más bajas que la suya.
 
Miles Bridges (Michigan St.): Miles Bridges es una bestia física, el jugador de los Spartans sorprendió a todos regresando a la universidad . Miles es un jugador muy fuerte (103 Kg), que se siente cómodo penetrando gracias a su capacidad atlética y que no le importa salir al perímetro para lanzar, ya que ha demostrado una gran mejora desde el triple, este último año. El joven de los Spartans sabe pasar la pelota, algo que se le subestima mucho, ya que posee una gran visión de juego. En aspectos defensivos Bridges no es el mejor jugador, ya que es algo lento para contener exteriores y algo bajo para defender interiores. A pesar de esto, Miles Bridges tiene un gran potencial defensivo, gracias en parte a su capacidad atlética y a su timing para taponar. Además este chico de 19 años es considerado un reboteador de élite, ya que ataca con agresividad el cristal.
 
Kevin Knox (Kentucky): El jugador de los Wildcats es un privilegiado físicamente, posee una estatura perfecta, que sumada a una gran envergadura genial y un buen peso, hacen del chico un jugador muy interesante. Knox es un jugador muy peligroso en transición, además el joven de los Wildcats, juega muy bien por encima del aro y posee un gran juego de media distancia, algo muy a tener en cuenta. Uno de los problemas de Knox es que es algo individualista, además de un jugador rachero, ya que tiende a meterse rachas, ya sean negativas o positivas. Kevin es un extraordinario reboteador, ya que pone una gran actitud en los tableros y tiene un salto vertical imponente, también destaca en tareas defensivas, ya que ha mostrado una gran versatilidad defensiva, a pesar de su falta de actitud.
Centers:
DeAndre Ayton (Arizona): Ayton es un chico muy interesante. El jugador de los Wildcats de Arizona encarna las características del pívot moderno, DeAndre se mueve de forma fluida, posee un rango de tiro muy amplio para un cinco y  tiene un físico muy desarrollado que le permite ser un jugador de élite en la lucha de los cristales. El bahameño no tiene una mecánica de tiro concretada, algo que debe de establecer ya, porque se muestra muy inconsistente a partir de los cinco metros. La energía con la que juega este gigante de siete pies, nos deja muchas dudas, ya que Ayton no es un jugador competitivo, o por lo menos no ha dado muestras de serlo. En tareas defensivas DeAndre muestra un gran potencial, pero su escaso espíritu defensivo le limitan mucho en este apartado.
 
Mohamed Bamba (Texas): Mo Bamba es un chico espectacular y algo peculiar. El center de los Longhorns de Texas es un chico al que no solo le preocupa el baloncesto, sino que tiene conciencia de la importancia que tiene su formación académica. Mo Bamba es una araña, es algo fascinante para la morfología humana, Mohamed mide 2.13m, pesa unos bajos 94 Kg y posee una envergadura de más de 2.40 metros. Bamba es un chico muy prometedor, además de versátil. El siete pies es muy veloz, parece ser un jugador muy inteligente, coge muchos rebotes, pone muchos tapones y defiende mucho. Este chico necesita ganar masa muscular, ya que en lo pintado, le mueven con facilidad. Ofensivamente Bamba no es nada del otro mundo, pero no deja de ser un buen jugador, ya que posee una buena mecánica de tiro y tiene facilidad para anotar con ganchos.
 
Brandon McCoy (UNLV): Brandon es un jugador muy móvil, que como casi todos los interiores de este draft, también destaca por su movilidad, pero no solo por eso. McCoy es un pívot que maneja bien la pelota, aunque amase demasiada la redonda. El marco físico del chico, es muy bueno, a pesar de que tiene que ganar mas masa muscular en los brazos. Su envergadura no es destacable, pero lo que si es que destacable es el desarrollo de esta, ya que ha aumentado su longitud en casi 10 cm el último año. McCoy es un jugador con facilidad para el rebote, además de un buen jugador de media y corta distancia, aunque le cuesta finalizar con la mano izquierda. McCoy debe ganar masa muscular en sus brazos, ya que a día de hoy este pívot esta más que verde, sobretodo en aspectos defensivos, donde muestra plenamente que tiene que mejorar su potencia.
 
Mitchell Robinson (Undiced): Mitchell Robinson ha escrito uno de los peores casos del recruit de los últimos años, pero la calidad del pívot puede sorprender a muchos. Mitchell Robinson es un jugador muy potente con una gran movilidad y una gran fuerza interior la cual le permite destacar. Ofensivamente Mitchell es un jugador muy limitado, no tiene un gran IQ y debe de trabajar mucho en el aspecto ofensivo, donde Robinson destaca es en tareas defensivas. Este chico muestra una gran capacidad defensiva, gracias a sus largos brazos (2,25 m) y a su facilidad con el tapón, donde muestra su mayor fuerte. Mitchell Robinson tiene todas las herramientas para ser un gran intimidador, pero debe trabajar muchos aspectos tácticos y mejorar mucho ofensivamente.
 
Wendell Carter Jr. (Duke): Wendell Carter es un jugador muy especial. El chico mide 2,08 m, posee una envergadura de más de 2,20 m y pesa casi 120 Kg. En aspectos ofensivos Wendell Carter es un jugador muy hecho, ya que tiene una mecánica de tiro bastante trabajada, que le permite anotar desde todas las distancias y un gran repertorio de movimientos. Lo más destacable ofensivamente es que Carter entiende muy bien el juego, mucho mejor que un jugador de su edad. Wendell tiene problemas de actitud en los cristales, el chico muestra pasividad en ellos y eso puede ser un dolor de cabeza para el, a pesar de tener unas buenas manos. En defensa del chico tiene un gran potencial, Carter tiene un gran timing para el tapón, además de un buen físico para contener todo tipos de jugadores altos, pero como en los cristales, Carter Jr. muestra cierta pasividad.