Dwight Howard estuvo a punto de retirarse en 2015 - Fuente: S/I

Dwight Howard goza de un optimismo renovado y una gran emoción antes de su primera temporada con los Charlotte Hornets. En una reciente entrevista con Sports Illustrated, miró hacia atrás en su punto más bajo como un profesional.

Howard fue el mejor hombre grande en la NBA en algún momento de su carrera, pero su rendimiento cayó drásticamente después de su salida del Orlando Magic. Afligido por lesiones y conflictos con sus compañeros de equipo, el jugador de 31 años decepcionó en cada una de sus paradas subsiguientes.

El pívot veterano reveló que estaba tan bajo en su juego después de la temporada 2014-15 con los Houston Rockets que casi se alejó del básquet profesional. “La alegría fue absorbida”, dijo Howard a Lee Jenkins, sobre el año en que las lesiones lo limitaron a 41 juegos, mientras que su equipo cayó ante Golden State Warriors en la final de la Conferencia Oeste.

Sin embargo, en vez de dejarlo, el ocho veces All-Star buscó consejos del pastor Calvin Simmons con el entendimiento de que había cometido algunos errores -con los Magic, Lakers, Rockets y fuera de la cancha- y necesitaba cambiar.

Mientras que Howard ha jugado mejor en las últimas dos temporadas, incluyendo el año pasado en su ciudad natal, Atlanta. Hoy, se encuentra uniéndose con su cuarta franquicia en seis años.

Tiene promedios de carrera demoledores, con 17.5 puntos, 12.7 rebotes, dos bloqueos, 1.5 asistencias y un robo por partido, además de 47.3 millones de dólares en dos años restantes en su contrato.

En tanto, Dwight, agregó que “jugar para Hornets es una gran oportunidad para cerrar la boca de la gente”. El tres veces DPOY reveló previamente que el dueño de los de Charlotte, Michael Jordan lo llamó finalizada la postemporada, y le soltó algunas palabras de estímulo, endulzándole los oídos para firmar con su franquicia.

De acuerdo con Jenkins, el GOAT le dijo a Howard: “Cuando estás enojado, estás fuera de control, y no te estás concentrando en tus tiros o tus tiros libres o el tipo correcto de defensa. ¿Por qué jugar enojado cuando se puede jugar determinado?”

Por lo tanto, Howard se dirige a Charlotte para jugar determinado, esperando que esto lo lleve al rendimiento que mostró en sus mejores años.