LeBron James (#23), Tristan Thompson (#13) y Channing Frye (#9) en un partido de la temporada 2015-16 | Fuente: Associated Press (AP)

El plan B del equipo de Cleveland es no quedarse estancado con estrellas veteranas. Si se da la salida o no de LeBron James la franquicia buscaría nuevos y jóvenes jugadores para tener un cuadro a futuro. No se confían, y según periodistas esa es la razón del aún no traspaso de Kyrie Irving a otro equipo.

No quieren veteranos. Esa es la idea del equipo Cleveland Cavaliers para la temporada 2018-2019. Tras la casi inminente salida de LeBron James, quien usaría su estado de agente libre, y buscaría otro equipo, para muchos Los Ángeles Lakers. Lo cierto que Cavs no quiere cometer errores de otros equipos como San Antonio Spurs, que se convirtieron en un monstruo de tres cabezas con Tony Parker, Manu Ginobili y Tim Duncan, pero nunca pensaron en su caducidad, ataque de lesiones, y falta de jugadores hasta para terminar una temporada.

Según Adrián Wojnarowski, de ESPN, Cavs por eso ha retrasado la salida de Kyrie Irving porque no busca tanto un jugador “clase A” como el resto sino el futuro a largo plazo del equipo. Jugadores nuevos o la nueva sangre de la liga es la que están intentando olfatear los dueños de Cleveland, y volver a comenzar de nuevo como un día lo hicieron.

Los Cavs saben que por Irving pudieran llegar a conseguir hasta dos nuevos jugadores de los que desean. Por ello se lo toman con pausa. Mientras LeBron James y la franquicia no hablan del futuro. Siguen trabajando como si tuvieran un contrato a cinco años, pero no es así. De seguir así, y lo hagan igual o mejor no tendrán problemas tocando lo que ocurrirá más adelante. Lo cierto es que prometió un anillo en su regreso, y lo logró. El jugador ha cumplido con su equipo, y los Cavaliers están satisfechos con la entrega del “Rey” de la NBA.

¿Dejan de ser candidatos al título?

Con la misma plantilla que la temporada pasada, y dos o tres incorporaciones a la actual, otra historia se contaría, pero con la apertura y malestar de Kyrie Irving sobre su compañero LeBron James todo se vino abajo. Incluso jugadores que un momento pensaron unir fuerzas -copiando el estilo de Warriors- mejor pidieron irse a otros equipos en la liga, y eso los hace más vulnerables.

Cleveland es una olla de presión, pero que por fichajes de otros equipos ha bajado su fuego. Aun así no se han hecho los movimientos, aunque media vez lo hagan se sabrá qué buscan exactamente para la actual temporada, y nos dará una mejor visión de lo que se esperaría en 2018. Incluso la llegada de los jugadores novatos, y o de dos o tres años ya en la liga podría ayudar a la salida más rápida de James del equipo, y apostar a rejuvenecer su quinteto. Lejos, pero con una filosofía tendenciosa a lo que Lakers intentarán hacer con Lonzo Ball esta temporada.

¿Quiénes podrían llegar?

La corriente empuja a Kristaps Porzingis, a Jamal Murray, Josh Jackson o al mismo Jayson Tatum, pero también los equipos que juegan la estira y devuelve amarran a sus futuras figuras de un veterano que poco les ayuda. Es decir, se pueden llevar casi al que quieran, pero viene con premio extra, es decir un jugador que tiene pocos minutos, veterano y con contratos de buena paga, y algunos no siendo un All Star.

Eso complica seriamente las negociación de los Cavs porque lo que no quieren es llevar más jugadores con edades avanzadas, pero el “trueque” los conduce a que si quieren rostros nuevos se tiene casi que por obligación llevarse a uno que ya tenga muchos años en la NBA.