José Manuel Calderón jugó su primer partido como titular con los Cleveland Cavaliers. Fuente: Kim Klement (USA TODAY Sports).

Con las lesiones de Isaiah Thomas, que estará fuera hasta 2018, y de Derrick Rose, que sufrió una torcedura de tobillo, Tyronn Lue anunció ya el sábado que José Manuel Calderón sería el base titular esa misma noche en el encuentro que los Cleveland Cavaliers jugaban ante los Orlando Magic en el Quicken Loans Arena.

No fue el mejor partido de unos Cavs que dejaron escapar muy rápido en el marcador a sus rivales y no se pusieron por delante en todo el encuentro. Los de Frank Vogel se acabaron imponiendo por 93-114 y rompieron una racha de 17 derrotas consecutivas ante los Cavs (era la más amplia del panorama actual en la liga).

Con esta titularidad en Ohio, Calde ya ha sido titular en las 7 franquicias en las que ha estado desde que aterrizó en la NBA en 2005. Ante Orlando, compartió backcourt con Dwayne Wade y jugó sus primeros minutos oficiales con LeBron James. Los otros dos componentes del quinteto fueron Jae Crowder y Kevin Love. Calderón fue sustituido tras jugar 5:11 minutos con su equipo perdiendo 4-15 y no volvió a salir en toda la primera mitad. De hecho, fue el único componente del quinteto titular que no repitió al inicio del tercer cuarto. Iman Shumpert ocupó su lugar.

Kevin Love fue, junto con Calderón, uno de los componentes del quinteto inicial de los Cleveland Cavaliers.
Fuente: David Liam Kyle (Getty Images).

El extremeño volvió a la cancha hasta que faltaban 8:21 minutos para terminar el encuentro, con todo el pescado vendido ya. En ese rato, pudo ayudar a que Cleveland redujera una diferencia ya demasiado amplia en el marcador hasta quedarse en un +/- de 0. Calderón sumó 2 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias (y perdió 2 balones) con un 1/3 en tiros de campo y errando el único triple que intentó en los 13:32 minutos que disputó. La canasta que anotó (un tiro de media distancia a 6:17 de terminar el choque) significó sus primeros puntos con su nuevo equipo.

A sus 36 años, el base todavía conserva el hambre de baloncesto y firmó en verano por los Cavs con la meta de conseguir por fin el anillo de campeón. Si quieren lograrlo, actuaciones como la del partido ante Orlando no deben ser muy frecuentes. Seguro que ellos son los primeros en saberlo.