Boris Diaw regresa a Francia después de 14 años en la NBA

Boris Diaw durante un partido con San Antonio Spurs- Fuente: Twitter

Boris Diaw jugará el año que viene en el Levallois Metropolitans de Francia según informa David Cozette de Sportando. Los Utah Jazz rechazaron su contrato de $7.5M en julio para poder contratar a Ekpe Udoh, Thabo Sefolosha y Jonas Jerebko. El hijo pródigo y capitán nacional vuelve a casa.

Todavía se desconocen las cifras de su contrato, pero incluiría una cláusula de regreso a la NBA, es decir, si alguna franquicia estuviera interesado en Diaw, y hay un acuerdo por ambas partes volvería a la liga.

La trayectoria del europeo ha sido más que sobresaliente, después de jugar durante dos años todos los partidos en la universidad, fue seleccionado en el puesto número 21 del Draft de 2003 por los Atlanta Hawks. Más tarde en 2005 jugaría en los míticos Suns a las órdenes de Mike D’Antoni, entrenador clave en su carrera, y con jugadores de la talla de Steve Nash, Amar’e Stoudemire o Shawn Marion.

En esos cuatro años en Phoenix promedió más de 10 puntos y 5 asistencias por partido, esas estadísticas nos empezaron a mostrar lo que Diaw era, un interior diferente, bienvenidos al siglo XXI. Su época como Bobcat fue el trampolín que le llevaría a un equipo importante para poder pelear por un anillo. Llegó a los Spurs en 2011 de la mano de Popovich donde su estilo encajaba a la perfección, Greg lo sabía. En 2014 llegó el deseado anillo después de aplastar 4-1 a los Heat de LeBron, era el culmen de su carrera, después de 11 años en la liga Boris entraba en el club de los ganadores. Los posteriores años permanecería en San Antonio cosechando año tras año grandes resultados en temporada regular hasta recalar el pasado curso en los Utah Jazz.

El jugador de 35 años se ha caracterizado por ser un cuatro abierto y polifacético, su inteligencia para jugar a este deporte le tildan de ser un jugador con clase. El sistema con los Spurs siempre le vino como anillo al dedo gracias a su gran manejo de balón y técnica, además la linea de tres no se le da bastante mal algo que ha utilizado siempre para sacar de la zona a interiores altos y lentos. Siempre me ha recordado a un compatriota suyo, Karim Benzema. Podemos decir que Diaw no ha sido un jugador atlético ni mucho menos pero su personalidad y sus fundamentos le han servido para alcanzar el éxito.