A falta de conocer el alcance definitivo de su lesión, el ala-pívot de Phoenix podría estar entre 3 y 4 meses de baja debido a una rotura parcial en el menisco. Este percance se produjo en uno de los entrenamientos realizados durante esta semana. La lesión llega en uno de los peores momentos posibles, ya que Alan había firmado este mismo año un contrato de 3 años y 17 millones de dólares. Alan Williams apareció en la NBA de la mano de Phoenix en el 2015 con un contrato de simplemente 10 días, que al finalizar se alargó por un contrato de una temporada entera. La temporada pasada, el ala-pívto tuvo un rol de suplente y llegó a conseguir una media de 15 minutos disputados, 7.4 puntos, 6.2 rebotes y casi un tapón por partido.

Con la lesión de Williams, la enfermería de los Suns dispone ya de 4 lesionados. Brandon Knight, Davon Reed y Jared Dudley completan la lista de bajas, que empiezan a ser un serio problema para el comienzo de la temporada.

Este imprevisto de Williams ya ha sido solucionado en la franquicia de Arizona que no se ha quedado parada y ha fichado a Anthony Bennett, ala-pívot reserva que recordemos que fue número 1 del draft en el 2013, elegido por Cleveland Cavaliers.